Hasta ahora, había un coche que tenía el honor de ser el más caro del mundo. Ese coche era un Ferrari 250 GTO, vendido en 2018 por 41,7 millones de euros. Pero esa cifra acaba de ser no ya superada sino triplicada con la venta de un Mercedes 300 SLR Coupé por 135 millones de euros, según Hagerty. De ser así, estaríamos ante el nuevo coche más caro del mundo.

Todavía no existe un comunicado oficial, pero fuentes de la prestigiosa firma sugieren que Mercedes-Benz ha vendido este coupé, uno de los coches de carreras más espectaculares de la marca alemana, en una subasta privada celebrada en el museo de la firma en Stuttgart.

Vendido un Mercedes 300 SLR Coupé por 135 millones

Este Ferrari 250 GTO es el coche subastado más caro de la historia

El 300 SLR Coupé es uno de los modelos más exclusivos de Mercedes, diseñado por legendario ingeniero anglo-alemán Rudolf Uhlenhaut en 1955. Este ingeniero trabajó en el departamento de carreras de la marca y diseñó el Mercedes-Benz W196 con el que Fangio ganó el mundial de Fórmula 1 de 1954. Tras el terrible accidente en la carrera de Le Mans de 1955, Uhlenhaut se dedico a los coches de calle, hasta su jubilación en 1972.

Mercedes-Benz 300 ‘Messwagen’ (1960): un Adenauer por delante y un laboratorio de medición por detrás

La unidad vendida corresponde al chasis 0008/55, el segundo de los 300 SLR Coupé fabricados y utilizados por la compañía en numerosos Grandes Premios y en otras carreras durante la década de los 50.

Una subasta privada y muy selecta

La subasta la habría organizado la propia marca de la estrella en un evento privado en su museo de Stuttgart, seleccionado previamente a los coleccionistas de entre cientos de solicitudes recibidas, que debían cumplir con una serie de requisitos, entre los cuales, además de una cuenta corriente muy acaudalada, figuraba el compromiso de cuidar muy bien de la pieza, exhibirla en diferentes eventos y, por supuesto, no venderla a un tercero.

A subasta este Mercedes-Benz 300 SL Gullwing de 1955

Se piensa que los potenciales compradores llegaron en aviones privados y se alojaron en el museo de Mercedes. El recinto se cerró el pasado 6 de mayo y volverá a abrir sus puertas el 15.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.