Actualmente en Museo Mercedes-Benz de Stuttgart, el vehículo empresarial motorizado de Daimler de 1899 es considerado como uno de los primeros vehículos comerciales autopropulsados de la historia. La compañía alemana nos cuenta algunas de las características técnicas de este curioso automóvil, un coche que se asemeja a un carro tirado por caballos y que hoy se podría considerar como el precursor del Mercedes Sprinter.

Posterior al Benz Patent-Motorwagen, considerado como el primer automóvil de la historia, el cual construyó Carl Benz en 1885, el vehículo empresarial motorizado de Daimler llegó a finales del siglo XIX como una solución de transporte para personas y mercancías. Es uno de los pioneros en el segmento de las furgonetas y camiones ligeros, un vehículo creado por la división Daimler-Motoren-Gesellschaft (DMG) tras su fundación en diciembre de 1897.

El vehículo empresarial motorizado de Daimler de 1899 es el precursor del Sprinter

vehiculo empresarial motorizado daimler 1899

Lo que llevó a la creación de DMG fue un avance importante desarrollado por Wilhelm Maybach, un radiador tubular que mejoraba la refrigeración del motor y el rendimiento de los automóviles fabricados por Daimler. Empleado por primera vez en el modelo Phoenix de 1897, este novedoso radiador se registró el 24 de diciembre de ese mismo año y comenzó a emplearse en todos los vehículos de la compañía.

Los primeros coches matriculados en España

El vehículo empresarial motorizado de Daimler que está presente en el Museo Mercedes-Benz data de 1899 y fue diseñado para una carga útil de 500 kilos. Está propulsado por un motor de dos cilindros y 1.527 cm3 que desarrolla 4,1 kW (5,6 CV) de potencia y alcanza una velocidad máxima de 16 km/h. Al año siguiente, DMG desarrolló otros vehículos comerciales con cargas útiles de entre 800 y 3.200 kilos, así como mecánicas bicilíndricas con entre 2,9 kW (4 CV) y 5,9 kW (8 CV), así como un motor de cuatro cilindros que ofrecía entre 4,4 kW (6 CV) y 8,8 kW (12 CV).

vehiculo empresarial motorizado daimler 1899

En 1897, el vehículo empresarial motorizado de Daimler aún era una furgoneta de reparto con el motor situado bajo el asiento y una columna de dirección independiente. La unida del museo tiene le motor sobre el eje delantero protegido por un capó. Directamente debajo está el radiador y la manivela de arranque.

El pionero de las furgonetas comerciales de Mercedes-Benz

De este modo, el conductor de este primitivo vehículo comercial se sentaba sobre un banco abierto sin protección contra la intemperie, como en un carro tirado por caballos, y había una columna de dirección vertical con un volante de madera, una palanca de cambios a la derecha y una gran bocina para llamar la atención en el tráfico.

vehiculo empresarial motorizado daimler 1899

Para enviar la potencia las ruedas se emplean dos ruedas de cadena y dos cadenas de rodillos. Fue equipado con grandes ruedas de radios de madera (más grandes las traseras) con neumáticos de caucho macizo por las que Daimler cobraba entre 350 y 400 marcos más en 1897. Para vehículos empresariales motorizados de más de 1.200 kilos de carga útil, la compañía desaconsejaba el uso de ruedas de caucho.

El vehículo empresarial motorizado de Daimler estaba disponible en varios tamaños, con longitudes de entre 3,4 y 4,6 metros, anchuras de entre 1,7 y 1,8 metros y pesos de entre 1.000 y 2.500 kilos. Además, destacaba por su versatilidad, con una zona de carga trasera que se podía utilizar con una caja, como plataforma o con asientos corridos. La carga útil variaba entre los 500 y 2.000 kilos, e inicialmente había motores que entregaban entre 2,2 kW (3 CV) y 7,4 kW (10 CV) de potencia.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.