El gobierno del estado de Australia del Sur, en Australia, está estudiando introducir un carné de conducir especial para poder llevar coches deportivos, de altas prestaciones o que dispongan de una elevada potencia. También plantean introducir una legislación que prohíba desactivar el control de tracción y/o de estabilidad en esta clase de automóviles.

Estas son algunas de las medidas que están sobre la mesa con el objetivo de mejorar la seguridad vial y como respuesta a un controvertido caso judicial. El trágico incidente, que ha generado una enorme presión social, se saldó con la muerte de una adolescente tras ser atropellada por un Lamborghini Huracán.

Sophia Naismith, de 15 años, falleció tras ser arrollada por el superdeportivo mientras caminaba por una acera en la ciudad de Adelaida en 2019. El Lamborghini, conducido por Alexander Campbell, se subió a la acera hasta acabar empotrándose contra la fachada de un restaurante. En el proceso, atropelló a Sophia y a otras personas, que aunque resultaron heridas de gravedad, han sobrevivido.

Un carnet especial para poder conducir coches de altas prestaciones

Las posibles reformas que plantea el gobierno de Australia del Sur incluyen, entre otras, la implantación de un carné de conducir especial para poder llevar coches deportivos. Sería una legislación similar a la que ya existe en muchos países (e incluso en otros estados de Australia) para regular el uso de motociclistas, como sucede en España. Unas restricciones que generalmente se hacen en función de la potencia y/o de la edad del conductor.

También quieren impedir que se pueda desactivar el control de tracción y estabilidad en vehículos de gran potencia o prohibir conducir a los ciudadanos que se hayan visto implicados en accidentes fatales hasta que no haya una resolución judicial. “Creo que es lo correcto, creo que la mayoría de la comunidad piensa que es lo correcto”, afirma Peter Malinauskas, primer ministro de Australia Meridional.

El veredicto sobre el caso de Alexander Campbell, que se declaró la pasada semana culpable de un delito menor por conducir sin el debido cuidado, generó una reacción instantánea por parte de la comunidad y de la familia de Sophia Naismith, al considerar que no se había hecho justicia.

De aprobarse, esta nueva legislación se aplicaría de manera retroactiva. Esto quiere decir que los que los usuarios que ya posean una licencia de conducir válida necesitarán obtener un nuevo permiso si quieran llevar coches deportivos o de gran potencia. Y para sacarse este carné deberán superar un programa avanzado de capacitación y pruebas dinámicas.

No está claro cómo van a definir qué coches son los que requerirán este tipo de carné, ni tampoco cómo piensan controlar si se desactiva o no el control de estabilidad y/o de tracción. Pero el Ejecutivo espera presentar estas nuevas leyes de seguridad vial ante el parlamento antes de que finalice el año.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.