A lo largo de la historia, son muchos los fabricantes que han acabado extintos o, en el mejor de los casos, absorbidos por otras marcas. Uno de los fabricantes que se fue a pique en 1988 fue American Motor Company, una marca fundada en 1954 a través de la fusión de Nash y Hudson. Después de ser adquirida por Chrysler, AMC se llevó consigo todos los concesionarios y talleres oficiales de los que disponía. O casi todos. En la actualidad, la compañía es tan solo un recuerdo de un fabricante que estaba dispuesto a enfrentarse a tres grandes fabricantes de Estados Unidos: Ford, General Motors y Chrysler. Sin embargo, y a pesar de las circunstancias, el último concesionario AMC de Estados Unidos está en ruinas, pero aún vende coches.

Nueve Subaru nuevos aún permanecen en este concesionario abandonado

Hablamos de Collier Motors, cuyas instalaciones en Pikeville (Carolina del Norte, Estados Unidos) están completamente en ruinas y en un estado de abandono. Su fundador, Robert “Bobby” Collier, trabajó durante años para un concesionario Chevrolet. Sin embargo, en 1955 decide dejar su puesto para abrir un concesionario AMC, donde, según los informes, se ganó una reputación como hombre de negocios honrado y un mecánico experto.

La historia del Collier Motors, el último concesionario AMC de Estados Unidos

Collier Motors último concesionario AMC Estados Unidos
Collier Motors

Collier vendió los modelos de AMC durante más de tres décadas, hasta que en 1987 dejaron de salir vehículos de las fábricas de American Motor Company. En parte, la caída de la empresa se debió a la llegada de Renault, quien adquirió una participación mayoritaria en 1979. Al parecer, el comprador estadounidense no estaba dispuesto a conducir los AMC fabricados por Renault, por lo que Collier decidió vender su stock y no encargar más vehículos. Solo vendería coches fabricados por AMC o sus precursores (Nash y Hudson) a partir desde ese momento.

Un Porsche Carrera GT, abandonado en un concesionario de China

A mediados de los 80, Collier Motors pierde su franquicia de AMC. Los concesionarios de la marca se ven obligados a cerrar o a cambiar de fabricante. Aunque este no es el caso de Collier. Bobby decide vender los mejores y más raros AMC, Nash y Rambler usados que el dinero podía comprar. Entre sus coches por aquella época se encontraban Rambler Rebel descapotables, deportivos Nash-Healey, y Javelin de Policía del Departamento de Seguridad Pública de Alabama.

Sin embargo, a medida que los años pasaban, los AMC raros y exclusivos se agotaban y cada vez era más difícil encontrarlos. En 1992, Collier Motors pierde a su mecánico principal. Los problemas de salud reducen la actividad en el concesionario y, en algún momento, el techo de la sala de exposiciones se derrumba. Collier vendió los ejemplares en mejor estado y trasladó el resto al exterior del edificio, a la intemperie, pasto de los elementos y del paso del tiempo, como coches abandonados.

En estado de abandono y rodeados de ruinas, pero Collier Motors aún vende coches

Hasta 2012, la familia Collier se dedicaba al negocio de la restauración y la hostelería, por lo que no se habían visto obligados a vender más coches. En 2015, Collier Motors recibe la visita del programa ‘American Pickers’ (‘Cazatesoros’, en España), donde sus dos protagonistas negocian y tratan de comprar algunos de sus tesoros escondidos. En 2018, Bobby Colliers fallece y deja más de 100 vehículos sin vender que aún siguen en el exterior del concesionario en Carolina del Norte.

Todo ello invita a pensar que desde 2015 no se venden coches en el último concesionario AMC de Estados Unidos y que los vehículos, al igual que las instalaciones, se encuentran abandonados. Sin embargo, la actividad continúa en Collier Motors. Su página web no se ha actualizado desde 2015 y sus redes sociales desde 2018. Pero, un equipo básico formado por los hijos de Collier, Robbie y Ryan, mantienen el negocio en funcionamiento, con una última reseña en Facebook que data del 1 de mayo de este año. Los compañeros de The Drive incluso llamaron al número de teléfono que figura en sus redes sociales, y respondieron de inmediato.

Encuentran un concesionario Lada con coches abandonados

Resulta llamativo que el último concesionario AMC de Estados Unidos, que se encuentra en ruinas y con decenas de vehículos en estado de abandono, aún siga en activo y estén dispuestos a vender sus coches.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.