El Toyota RAV4 Hybrid es la quinta generación del modelo (que nació en 1994) y se ha presentado en el Salón de París 2018. Desarrollado sobre la plataforma TNGA de la marca, rebaja el centro de gravedad y gana en rigidez en la carrocería (+57%), lo que debería traducirse en un comportamiento dinámico mejorado.

Toyota RAV4 2019: renovación total

A esto contribuye también un reparto de pesos del 51:49 que se ha conseguido gracias a, entre otras cosas, la colocación del depósito de combustible por delante del eje trasero. La respuesta de la dirección asistida eléctrica también se ha mejorado y la suspensión trasera pasa a ser de doble triángulo.

El empleo de la plataforma TNGA también ha afectado a nivel estético al Toyota RAV4 híbrido, que ve como su altura libre al suelo se incrementa en 15 mm mientras que se recortan sus voladizos (-5 mm delante y -30 mm detrás), así como su longitud total (-5 mm), mientras que la distancia entre ejes se amplía hasta los 2.690 mm (+30 mm) y la anchura hasta los 1.855 mm (+10 mm). Esto repercute en el habitáculo, que gana espacio tanto para los ocupantes como para el maletero, que con una longitud 60 mm superior tiene 79 litros más de capacidad que el modelo actual.

Toyota RAV4 Hybrid

El nuevo Toyota RAV4 Hybrid mejora la potencia de su sistema de propulsión, formado por un motor de combustión de 2,5 litros y uno eléctrico, que hasta ahora rendía 197 CV y ahora llega hasta los 222 CV. Esto le ayuda a acelerar de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos. En cuanto a eficiencia, Toyota homologa un consumo medio de 4,5 l/100 km y unas emisiones de 102 g/km de CO2.

Está disponible, además de en configuración 4×2, con un sistema de tracción integral eléctrico que aumenta la cantidad de par que se puede derivar a las ruedas traseras, que pasa de 953 a 1.300 Nm, y permite una distribución entre ambos ejes que puede oscilar de 100:0 a 20:80. También estrena la Gestión Integrada 4×4 (AIM), que varía distintos parámetros (repuesta de acelerador y freno, de la dirección, de la transmisión y del par motor) en función del modo de conducción elegido, que puede ser Normal, Eco o Sport. Además, para afrontar superficies complicadas, en el modo Trail integra un sistema de control automático del diferencial de deslizamiento limitado.

PRUEBA: Toyota RAV4 Hybrid 2017 Feel! Edition

El Toyota RAV4 Híbrido tendrá una dotación de serie formada por llantas de aleación de 17 pulgadas, faros delanteros LED, raíles en el techo, arranque por botón, consola central de 7 pulgadas y pantalla TFT de 4,2 en el cuadro de instrumentos. Como extras se pueden añadir llantas de mayor tamaño, cristales oscurecidos, acceso sin llave o portón trasero; mientras que acabados como el Feel! sumarán detalles exclusivos como la carrocería bitono. Mención aparte merecen el retrovisor interior, que puede funcionar como uno convencional o como uno digital mostrando lo que capta la cámara trasera de alta definición; el Monitor de Visión Panorámica de 360 grados y el Toyota Safety Sense mejorado, que amplía algunas de sus funciones como el Sistema de Seguridad Precolisión, el Control de Crucero Adaptativo o el mantenimiento de trayectoria.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.