Toyota ha dado una noticia que alegrará a muchos, pero enfurecerá a eso que los jóvenes llaman ahora haters. La industria del automóvil vive una época complicada, en medio de una transición hacia el coche eléctrico que parece estancarse y con el auge de las marcas chinas que, de momento, o sabemos que efecto producirá en el futuro. Además, los coches cada vez tienen menos personalidad y es más difícil disfrutar al volante.

A pesar de todo, la marca japonesa quiere seguir fabricando coches para esa minoría de conductores que todavía compran un coche para divertirse, no sólo para ir del punto A al B. Hasta aquí, genial. El problema viene en el cómo hacerlo. En este sentido, según Carsguide, el presidente de Gazoo Racing, Tomoya Takahashi, es claro y afirma que la única forma de que Toyota siga fabricando coches divertidos en el futuro es colaborar con otros fabricantes.

Toyota se asociará con otros fabricantes para hacer coches deportivos

Toyota coches deportivos con otras marcas

Toyota cuenta a sus espaldas con una larga tradición haciendo coches deportivos. Pero los tiempos actuales no son los de antes y los gustos de los consumidores han cambiado radicalmente. Ahora, resulta poco viable fabricar deportivos como los de antes para una marca generalista, porque requiere una inversión enorme que difícilmente va a recuperar, al tratarse de un modelo de bajo volumen.

Los rumores sugieren que Toyota quiere devolver a la vida este clásico con motor turbo y tracción total

La única manera es tejer alianzas con otros fabricantes. La receta salió bien con el Toyota GR Supra (prueba), que comparte desarrollo con BMW. La firma nipona también ha contado con la ayuda de Subaru para hacer el GR86 (BRZ para Subaru). Ahora, la firma nipona tiene intención de asociarse con otros fabricantes para desarrollar nuevos modelos de la familia GR, inspirados en el Celica y el MR2, y dividir costes.

Takahashi explica a Carsguide que no es necesariamente por la supervivencia un fabricante, "sino para proteger a los aficionados del automóvil". Y continúa: "Nuestra misión es hacer sonreír a los aficionados a los coches, así que a veces tenemos que colaborar".

Además, advierte de que “el mercado de coches deportivos se reducirá en el futuro. No podemos mantener los deportivos como una sola marca, Toyota. La colaboración entre marcas aumentará en el futuro. No sabemos con quién vamos a colaborar".

Coches divertidos en lugar de rápidos

Toyota coches deportivos con otras marcas

Por otro lado, Takahashi deja claro también que el objetivo de Toyota no es hacer coches rápidos, sino divertidos. Una afirmación interesante, en una época en la que parece que son necesarios 600 CV para disfrutar al volante y en la que parece una obligación bajar de los dos segundos en el 0 a 100 km/h. Nada más lejos de la realidad.

Toyota es capaz de hacer coches divertidos, como el GR Corolla y el GR Yaris. Pero ambos son versiones mejoradas de modelos concebidos originalmente como vehículos prácticos y funcionales. En el caso del Yaris, hubo un solapamiento con Mazda, que vendió su propio modelo como Mazda2. Quizá podamos ver una nueva colaboración entre ambas para un futuro GR.

Inspector de la ITV nos muestra en qué estado está este Toyota C-HR tras 150.000 km

De todas formas, Toyota no ha perdido la brújula y es plenamente consciente de que hoy lo que triunfan son los SUV. Por eso, Takahashi reconoce que es necesario lanzar al mercado otro GR en formato todocamino para aumentar el músculo financiero de la compañía. Al fin y al cabo, sólo llenando la caja es posible invertir luego en modelos de bajo volumen sin que el departamento financiero levante la voz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.