Aunque la industria del automóvil avanza por la autovía que conduce hacia la electrificación total y la Unión Europea ya ha decidido prohibir los coches de combustión a partir de 2035, todavía hay esperanzas para los combustibles. Al menos, los más respetuosos con el medio ambiente. En este sentido, Toyota ha anunciado que su gama en Europa será compatible con el nuevo diésel ecológico HVO100.

El diésel HVO100 (Hydrotreated Vegetable Oil, o aceite vegetal hidrotratado) es un combustible que no procede de fuentes fósiles, sino 100% renovables, como el aceite de concina reciclado. Actualmente, se producen cuatro millones de toneladas de este biocombustible y se espera alcanzar los 15,5 millones de toneladas en 2030.

La gama de Toyota en Europa será compatible con el nuevo diésel ecológico HVO100

La gama de Toyota en Europa será compatible con este nuevo diésel ecológico, incluidos los modelos más resistentes y legendarios, como el Toyota Land Cruiser y el Toyota Hilux, así como la familia Proace. Para que los motores diésel puedan funcionar con HVO100, necesitan una pequeña modificación y, en este sentido, los Land Cruiser e Hilux con esta nueva especificación se fabricarán a partir del primer trimestre de 2023.

El HVO100 cumple la norma de calidad europea EN 15940 de gasóleo parafínico. Tiene un cetanaje superior (c80) que el gasóleo estándar, así como un contenido inferior de azufre e hidrocarburos aromáticos. Está hecho de aceite vegetal (como palma o colza) y residuos reciclados, como, por ejemplo, aceite de cocina usado.

HVO100, cada vez más usado en Europa

Toyota Europa diésel ecológico

Los surtidores de HVO100 son cada vez más habituales en las estaciones de servicio europeas y ya hay alrededor de un millar en funcionamiento entre Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania, Holanda, Noruega y Suecia. Al mismo tiempo, a medida que más clientes se pasan al HVO100, aumenta la producción, con la expectativa de alcanzar los 15,5 millones de toneladas anuales en 2030, respecto a los cerca de cuatro millones de toneladas que se producen en la actualidad.

El uso de HVO100 no requiere ninguna acción especial ni cambio del estilo de conducción por parte del cliente. La principal modificación técnica respecto a los vehículos actuales consiste en un ajuste del sistema de inyección de combustible, para aumentar el caudal del mismo, porque el HVO100 es menos denso que el gasóleo estándar.

Toyota Crown 2023: el sedán de lujo japonés se convierte en un crossover

Este cambio no afecta a la capacidad del vehículo de funcionar con diésel estándar, así que se puede usar cualquiera de los dos combustibles de forma habitual. A raíz del uso de HVO100 y el ajuste del sistema de inyección, se produce un ligero incremento de la potencia máxima desarrollada por el motor.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.