A Fernando le espera una temporada alucinante al competir sin descanso en la Fórmula 1 y en el Mundial de Resistencia. La máquina que utilizará para lograr su tercer título de campeón del mundo aún no lo conocemos. La del WEC, sí, y hasta su decoración.

El coche de Alonso, el Toyota TS050 Hybrid, tomará los característicos colores de la marca japonesa: blanco, rojo y negro -los dos primeros predominan sobre el último-. El monoplaza es realmente parecido con el de la temporada pasada, algo que esperábamos al tratarse de una evolución.

Toyota GR Super Sport Concept: un deportivo híbrido de 1.000 CV

Sobre el coche, Fernando Alonso ha manifestado: “El coche simplemente es alucinante, esta máquina es algo muy especial. La tracción a las cuatro ruedas, junto con el impulso del sistema híbrido, consigue una aceleración como un cohete”.

Fernando Alonso para las 24 Horas de Le Mans

El asturiano, de 36 años, compartirá equipo con Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima. La primera prueba en la que participe será en Spa-Francorchamps, Bélgica, el próximo mes de mayo.

10 curiosidades sobre Toyota que quizá no conocías

Sobre esta nueva experiencia, el día que fue confirmado como piloto de Toyota para el WEC, el español manifestó: “Me hace mucha ilusión participar por primera vez en las 24 Horas de Le Mans. Es una carrera que he seguido de cerca durante mucho tiempo, y siempre he tenido la ambición de disputarla. La competición de resistencia es una disciplina distinta a los monoplazas y será un reto interesante. Tengo ganas de trabajar con Sébastien y Kazuki, y de aprender de ellos, ya que los dos son pilotos de resistencia muy experimentados. Para mí supondrá una curva de aprendizaje, pero estoy preparado para este reto y no veo el momento de empezar”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here