Toyota C-HR R-Tuned: el CUV más rápido en el SEMA 2017

Toyota C-HR R-Tuned

Uno de los coches más raros que se pueden tomar como base para crear un coche de carreras es el Toyota C-HR (prueba). Sin embargo, al equipo de Toyota Motor North América no parece que nada le detenga, y menos aun cuando está en el horizonte el SEMA Show de Las Vegas 2017 como un escenario ideal donde presentar una creación alocada. Como resultado de esta idea nace el Toyota C-HR R-Tuned.

“El Toyota Sienna R-Tuned que mostramos hace dos años en el SEMA redefinió la percepción de lo que una minivan familiar podría llegar a ser con un poco de inspiración en el mundo de las carreras”, dijo Steve Curtis, vicepresidente de medios y marketing de Toyota Motor North América. “Con el C-HR R-Tuned, lo llevamos a otro nivel por completo”.

Toyota C-HR R-Tuned

El exterior del SUV híbrido de Toyota fue modificado para albergar un espectacular alerón trasero que supone hasta 136 kilogramos de carga aerodinámica a velocidades de más de 160 km/h. Por su parte, el interior del C-HR fue desprovisto de todo lo innecesario para competir en circuito, incluso los asientos delanteros, mientras que una entrada de aire de fibra de carbono Kaminari supuso también una reducción de peso. Más tarde, el coche fue testado en el circuito de Willow Springs más de diez veces.

Pero antes de los test en pista, Toyota aplicó otras mejoras necesarias para extraer el máximo rendimiento del C-HR. A nivel mecánico, el motor fue reemplazado por una unidad Toyota 2AZ-FE de 2.4 litros con componentes forjados internos por Dezod, un tren de válvulas de titanio e Inconel, y un sistema turbo DG-Spec Garrett personalizado que ayudaba a que la entrega de potencia fuera de más de 600 CV con una fuerza de soplado aproximadamente de 23 psi. La transmisión CVT de fábrica fue reemplazada por una caja manual Toyota E-Series de cinco relaciones y se ha instalado un diferencial de deslizamiento limitado OS Giken en el tren delantero.

Para mantener todo bajo control, el equipo de diseño instaló un sistema de frenos de carreras Brembo con pinzas monobloque de aluminio de cuatro pistones en la parte delantera, así como amortiguadores deportivos de triple ajuste y unos neumáticos Toyo Proxes RR 275/35 R18. Como resultado de este trabajo, el Toyota C-HR R-Tuned registró un tiempo de vuelta en Willow Springs de 1 minuto y 25,22 segundos, lo que le permite quedarse tan solo detrás de cinco vehículos de producción en la carrera al récord de vuelta y supera en el camino a coches de la talla del McLaren 650S Spider, el Porsche 911 GT3 y el Nissan GT-R Nismo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here