Top Gear lleva mucho tiempo emitiéndose, tanto que a estas alturas podría parecer que ya no pueden sorprender, pero lo cierto es que siempre se les ocurren ideas disparatadas o, al menos llamativas, con las que entretener al espectador. La última ha sido hacer una carrera de aceleración entre un McLaren Speedtail y un caza F35.

McLaren Speedtail ‘Albert’: una mula que estará un año de pruebas

Los datos del británico son espectaculares (entraremos en ellos más abajo), pero lo cierto es que, como cualquiera podría anticipar y queda claro en el vídeo, poco o nada tiene que hacer contra un avión:

A pesar de ello, el McLaren aguanta el tipo con bastante honra: el modelo más rápido de la historia de la marca, con una velocidad punta de 403 km/h, es capaz de acelerar de 0 a 300 km/h en sólo 12,8 segundos gracias a un sistema de propulsión híbrido de 1.055 CV de potencia y 1.150 Nm de par máximo que tiene un motor 4.0 V8 biturbo como elemento central.

Se trata de una máquina bastante exclusiva ya que la firma de Woking solo va a fabricar 106 unidades, todas ellas ya vendidas a sus respectivos dueños, que han pagado una cifra de en torno a los dos millones de euros para hacerse con su ejemplar.

McLaren Speedtail: así es el McLaren de calle más veloz

Como dato curioso, aunque seguramente los seguidores más acérrimos del show ya lo sabrán, no es la primera vez que en Top Gear enfrentan a un hiperdeportivo contra una caza de combate. Para encontrar esta primera peculiar drag race hay que remontarse una década atrás, cuando Richard Hammond se puso a los mandos de un Bugatti Veyron para intentar ganar nada menos que a un Eurofighter Typhoon, consiguiendo un resultado similar al del McLaren.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.