Durante décadas han existido elementos que se han convertido en iconos diferenciadores de algunos modelos de coches especiales. Es verlo y asociarlo rápidamente a un vehículo o versión en concreto. Esto es lo que pasa, por ejemplo, con la tapicería tartán del Volkswagen Golf GTI. La variante deportiva de este hot-hatch alemán cuenta con una tela específica que resulta algo estridente, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en una de sus grandes señas de identidad. Pero, ¿cómo se hizo tan famosa?

Los mejores diseños de Pininfarina

La tapicería tartán del Volkswagen Golf GTI, fácil de asociar

No existe absolutamente ningún coche a día de hoy al que se asocie tanto a un elemento como al Volkswagen Golf GTI con la tapicería tartán. Tanto que se ha convertido en un símbolo de todos aquellos que disfrutan conduciendo, por muy raro que pueda parecer en un estampado de estilo escocés.

El debut de este coche en 1976 fue un ‘boom’. Tan solo estaba diferenciado del Golf estándar a través de unos pocos detalles, pero estos distintivos fueron llevados a cabo por una de las primeras diseñadoras de la compañía de Stuttgart. Finalmente se logró convertir al Golf GTI en un deportivo asequible para las masas.

tapicería tartán del volkswagen golf gti

Una contratación clave

Una pintora de porcelana y diseñadora de cajas de bombones de chocolate llamada Gunhild Liljequist fue contratada por el Departamento de Tejidos y Colores de Volkswagen. Tan solo tenía 28 años, pero su trabajo se centraba en la pintura, los adornos y los detalles interiores. Algo que salió a la luz con el primer Golf GTI.

Para este coche le encargaron la tarea de diseñar varios elementos dándole un toque deportivo. Y para ello Liljequist se centró en una tapicería de cuadros tartán y en un pomo del cambio de marchas con forma de pelota de Golf. Por si alguien lo duda, dio absolutamente en el clavo, pues siguen siendo recursos que todavía se utilizan en esta versión.

Volkswagen Joker, ediciones especiales… de película

Inspiración británica

La propia Liljequist afirmó que para la tapicería tartán del Volkswagen Golf GTI “me inspiré mucho en mis viajes por Gran Bretaña y siempre me atrajeron las telas de alta calidad con patrones a cuadros. Se podría decir que hay un elemento de deportividad británica en el GTI”.

No obstante, a pesar de todo y aunque ahora todo el mundo tiene claro que tapicería a cuadros y Volkswagen Golf GTI van de la mano, en su momento existieron ciertas voces críticas. Ahora a este patrón se le conoce como Clark Plaid, y tanto este estampado como la pelota de golf son dos partes inseparables del GTI de Volkswagen.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.