Todo objeto relacionado con el mundo del cine, que haya estado presente en un rodaje, es susceptible de ser vendido o subastado por lucrativas consecuencias para su poseedor. Lógicamente, cuanto más exclusivo o icónico sea, mayor valor tendrá, y si hablamos del TAG Heuer Monaco que Steve McQueen llevaba en la película Le Mans, estaremos de acuerdo en que se trata de un algo que más de un coleccionista querrá.

Sale a la venta el camión camper de Steve McQueen

Será subastado el próximo 12 de diciembre, aunque no hay estimaciones de qué cantidad alcanzará la puja ganadora, pero asumimos que será alta. ¿Por qué? Por la historia que tiene detrás.

subasta reloj Steve McQueen Le Mans

Para empezar, apareció en muchísimas imágenes y material promocional de la película, siempre a la muñeca de McQueen, con el pedigrí que eso aporta. Además, el actor lo llevó durante la grabación del film, lo que le otorga todavía más caché. Sin embargo, no se lo quedó una vez terminó el rodaje. ¿Qué ocurrió con él? Se lo regaló a Haig Alltounian y prueba de ello es la inscripción que tiene en la parte trasera de la caja: “To Haig Le Mans 1970”.

Esto, de nuevo, hace que surja un nuevo interrogante: ¿quién es Haig Alltounain? Su historia también es interesante. Era un piloto amateur que competía en su propio Porsche RSK Spider de 1959 pero, cuando se quedó sin fondos, entró a trabajar en Shelby America en la línea de montaje del 289 Cobra, empleo que no le duró mucho porque en apenas dos semanas ya estaba trabajando como mecánico en la división de competición de Shelby.

subasta reloj Steve McQueen Le Mans

De ahí pasó al All-American Racers de Dan Gurney y en 1968 dio el salto a la Indy 500 como mecánico de Dennys Hulme, con quien entabló amistad. El siguiente paso fue incorporarse al equipo Competition Motors de John Von Neumann, donde ejerció de jefe de mecánicos para pilotos como Richie Ginter y Ken Miles. Hasta 1970.

En ese año la productora de McQueen le pidió si podía ser el jefe de mecánicos para la película, dado que los bólidos que participaban en ella debían estar a punto para que no hubiera accidentes (y con todo, incluso un especialista perdió una pierna en uno). Aceptó y participó en todo el rodaje, lo que le granjeó la gratitud del actor y piloto, que según el propio Alltounian le dijo “gracias por mantenerme con vida durante todos estos meses” cuando se lo regaló.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.