El Suzuki Jimny (prueba) cumple 50 años y su historia es la de un modelo que ha mantenido intacto su espíritu. Mientras otros 4×4 desaparecían o transformaban su esencia para convertirse en SUV porque la tradición ya no era compatible con las necesidades modernas, el todoterreno japonés se mantenía al día sin traicionar sus orígenes. Así han sido los primeros cincuenta años del Suzuki Jimny.

La primera generación del Suzuki Jimny

La historia del Suzuki Jimny comienza como la de la mayoría de los modelos japoneses: siendo un kei car. Fue en los años 60 cuando los diseñadores de la marca japonesa comenzaron a trabajar en un vehículo 4×4 y en 1970 la primera generación del Suzuki Jimny (LJ10) vio la luz después de un largo y exigente período de pruebas que incluía desde caídas de un metro hasta otras en el Monte Fuji.

El Suzuki Jimny cumple 50 años

Con menos de tres metros de largo y una distancia entre ejes de 1,93 metros fue el primer todoterreno que aterrizó en el segmento de los kei cars. Contaba con un bastidor de largueros y travesaños, suspensiones de ballestas, reductora y un peso de 600 kilos. Tenía espacio para tres ocupantes, lona y estaba impulsado por un motor de dos tiempos refrigerado por aire cuya potencia era de 25 CV.

Esta primera generación tuvo varias versiones:

  • LJ20 (1972): dejó atrás la refrigeración por aire y ganó algunos caballos más.
  • LJ50 (1975): estaba equipado con un motor de tres cilindros y fue el primer modelo exportado a América, Asia occidental y Oceanía.
  • LJ80 (1977): fue la última versión de la primera generación, que se despidió con un restyling que incluía, por ejemplo, pasos de rueda más anchos y un motor de cuatro cilindros.

Llega la segunda generación

El Suzuki Jimny cumple 50 años

La SJ410 ya se desarrolló como un modelo global en respuesta a la creciente demanda de pequeños 4×4 para usarlos tanto en la ciudad como en el día a día. Se potenció su practicidad, su diseño y en algunos mercados fue rebautizado como Suzuki Samurái.

Así es el nuevo Suzuki Jimny comercial ligero

El chasis siguió siendo el de siempre. Aunque evolucionaban en diseño y construcción, la configuración siempre era la misma: siguió empleando ballestas, pero con ángulos de entrada y salida mejorados. El motor, por su parte, creció un litro y 45 CV y en 1985 el Suzuki Jimny dio la bienvenida a la LJ13, una versión renovada con un sistema de propulsión de 1,3 litros, la mayor cilindrada de la marca japonesa hasta el momento.

Su equipamiento fue creciendo paulatinamente incluyendo la dirección asistida, cajas de cambios de cinco velocidades y sustituyendo las ballestas por muelles helicoidales. Además, la gama se amplió con modelos de batalla extendida que superaban ligeramente los cuatro metros, ofrecían carrocerías cerradas e, incluso, versiones pick-up. En Europa, además, ofrecieron un 1.9 diésel de Peugeot.

Una pequeña revolución

El Suzuki Jimny cumple 50 años

El pequeño todoterreno japonés cambió sus formas angulosas por unas más redondeadas para no pasar de moda. El Suzuki Jimny amplió su distancia entre ejes a 2,25 metros y su longitud creció hasta las 3,70 metros, menos en Japón que no sobrepasó los 3,4.

La Historia del Suzuki Vitara

Añadieron voladizos reducidos para garantizar su movilidad todoterreno siempre relevante, más espacio interior, un eje rígido rediseñado, una suspensión con recorrido mejorado y, por primera vez, el acoplamiento de la tracción a las cuatro ruedas también fue posible en movimiento utilizando la palanca clásica que, con el restyling de 2008, fue reemplazada por un sistema eléctrico de tres botones para cambiar de tracción o poner la reductora. El motor de la tercera generación del Jimny fue un 1.3 y un diésel de Renault que Suzuki ofreció entre 2004 y 2011 reconocible por la incorporación del aire en el capó.

Homenaje a sus orígenes

El Suzuki Jimny cumple 50 años

La que es, por ahora, la cuarta generación del Suzuki Jimny fue lanzada en 2018 con un estilo que es un claro homenaje a los orígenes del todoterreno japonés. Conserva las características básicas: desde las medidas hasta la estructura pasando por un diseño anguloso. Vuelve a la palanca clásica, pero ofrece un equipamiento acorde con los tiempos que corren: sistema multimedia con una pantalla táctil central, motor de gasolina 1.5 de 102 CV, transmisión automática opcional…

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.