Se da la curiosidad de que el Ford Escort RS Turbo fue el primer modelo de serie que Ford Europa lanzó al mercado dotado de mecánica sobrealimentada. Además, su rendimiento fue espectacular. Uno de aquellos modelos, en concreto del año 1989, se va a subastar a través de la web Hand.

Este modelo en concreto se matriculó en abril de 1989 y en su historial cuenta con diferentes propietarios. Ha cambiado de manos cinco veces desde su salida del concesionario y el propietario actual lo adquirió en abril de 2018. Saldrá a subasta con un valor entre 13.000 y 17.000 libras (entre 15.000 y 19.700 euros).

Muchos han sido los viajes que ha realizado este Ford Escort, ya que su odómetro registra 156.911 kilómetros y viene con una extensa colección de facturas, meticulosamente documentadas, que demuestran un mantenimiento y cuidado constantes.

En el año 2000, con aproximadamente 136.794 kilómetros, la caja de cambios se sometió a una revisión exhaustiva. En 2010, se instaló por expertos un turbocompresor Turbo Technics y entre medias se introdujo un nuevo intercooler de montaje frontal.

Las mejoras adicionales incluyen un escape Mongoose de acero inoxidable, amortiguadores y resortes de descenso Jamex (lo que resulta en una caída de 25 mm), un radiador Airtec mejorado con dos ventiladores de enfriamiento eléctricos, un árbol de levas de carretera rápida CVH34 o un enfriador de aceite.

PRUEBA: Ford Escort RS Cosworth

Asimismo, también ha habido cambios en su mecánica, ya que se ha incorporado un motor de arranque que tiene un par más alto que el original y un sistema de alarma/inmovilizador Clifford Concept 600.

En junio de 2018, con el cuentakilómetros que reflejaba 152.066 km, el vehículo recibió una meticulosa puesta a punto en Interpro Automotive, Bristol, desarrollando una potencia de 157,8 CV y ​​237 Nm de par motor. Este propulsor marcó un aumento significativo con respecto a las especificaciones de fábrica.

Las evaluaciones exhaustivas confirmaron el buen estado del vehículo, incluidos los niveles de compresión y el sistema de combustible. Recientemente, se instaló cuidadosamente un nuevo juego de neumáticos Goodyear.

Además, el coche se sometió a un cambio de aceite y filtro hace menos de 800 kilómetros, lo que garantiza un rendimiento óptimo. Continúa funcionando sin problemas y mantiene una temperatura de funcionamiento ideal gracias al sistema de refrigeración mejorado.

Cuenta con una ITV válida hasta noviembre de 2023, acompañada de sólo dos avisos (una fuga menor de aceite y un montaje de escape trasero defectuoso). Este vehículo, que conserva sus manuales originales dentro de la cartera original, también incluye una colección de 19 certificados de inspecciones técnicas anteriores.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.