Existen coches especiales y luego hay tesoros únicos como el que buscará nuevo propietario entre el 15 y el 17 de agosto en Monterey (California). De la mano de RM Sotheby’s saldrá a subasta el Porsche Type 64 de 1939 de Ferdinand y Ferry Porsche. Además, es el coche más antiguo existente que luce con orgullo el nombre de la compañía alemana.

Volkswagen 39: el Beetle que modificó Ferdinand Porsche

Ferdinand Porsche quería hacer una versión más ligera y rápida del KdF-Wagen, la versión original del Volkswagen Beetle (prueba). La carrera de Berlín a Roma que iba a tener lugar en septiembre de 1939, aunque jamás llegó a tener lugar por el estallido de la Segunda Guerra Mundial el 1 de septiembre de ese año, era el motivo principal detrás del proyecto y que justifica la final existencia del Type 64.

A subasta el Porsche Type 64 de 1939 de Ferdinand y Ferry Porsche

Subasta Porsche Type 64 1939

Volkswagen había encargado tres versiones especiales de carreras del KdF-Wagen al mismo equipo de diseño que más tarde crearía el Porsche 356. Los tres coches fueron construidos en Reutter Works, al otro lado de la calle de Zuffenhausen. El Type 64 empleó el mismo sistema de propulsión con apenas 32 CV y la suspensión del Volkswagen Type 1 original. Sin embargo, el chasis y la carrocería de aleación remachada que empleaban la tecnología de los aviones de combate de la Segunda Guerra Mundial, distaban mucho de los elementos empleados por Volkswagen.

Tras la declaración oficial de la guerra, tan solo se había completado uno de los tres coches encargados por Volkswagen, el cual pasó a ser propiedad del Frente Laboral Alemán. Ante este revés, el joven Ferry Porsche continuó trabajando para tratar de completar los otros dos coches, usándolos como bancos de pruebas para Porsche y convirtiendo al Porsche Type 64 en el eslabón perdido entre el Beetle y el 356 posterior.

El origen de la compañía

Subasta Porsche Type 64 1939

El tercer Type 64 se creó a partir del chasis del primer automóvil, después de que un alto cargo de Volkswagen sufriera un accidente en junio de 1940. Esta unidad se utilizó como un coche familiar conducido por Ferdinand y Ferry Porsche. Cuando la compañía se trasladó a Gmund, Austria, entre 1944 y 1948, se mantuvo junto al segundo coche, pero el tercer ejemplar es el único que sobrevivió a la devastación de la guerra.

Fue el propio Ferry Porsche quien firmó con la denominación Porsche en el frontal del Type 64 cuando registró el coche en Austria. En 1947, un joven Battista ‘Pinin’ Farina restauró el coche y, un año más tarde, el renovado Type 64 se exhibió junto al nuevo Porsche 356. “Sin el Type 64, no habría Porsche 356, ni 550, ni 911”, dice Marcus Görig, especialista en automóviles de RM Sotheby’s. “Esta es la historia del origen de Porsche, el coche que dio origen a la leyenda de la compañía, ofrece a los coleccionistas la que probablemente sea la oportunidad irrepetible para sentarse en el coche del Ferdinand y Ferry Porsche”.

Fuente: RM Sotheby’s

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.