El mes que viene, concretamente el próximo 13 de febrero, la casa de subastas RM Sotheby’s organiza un evento en París donde buscará comprador a casi 80 lotes que incluyen coches clásicos, modernos y artículos de colección. Entre los numerosos lotes que se exhibirán en la capital francesa en febrero, se encuentra este Mercedes-Benz CLK DTM AMG Cabriolet de 2007 que también será subastado.

Salen a subasta siete coches impecables del Grupo B

El CLK DTM surge después de que Mercedes lograra la victoria en la temporada 2003 del Deutsche Tourenwagen Masters (DTM). Para celebrarlo, la firma alemana lanza una edición especial limitada a tan solo 100 unidades denominada CLK DTM AMG con carrocería coupé. Se presentó en 2004 y estaba equipado con una versión optimizada para calle del propulsor V8 de 5.5 litros que impulsaba a la versión de carreras. El resultado eran 590 CV capaces de impulsar hasta los 320 km/h al CLK, así como lograr un 0 a 100 km/h en apenas 4 segundos.

A subasta este Mercedes-Benz CLK DTM AMG Cabriolet de 2007

Subasta Mercedes-Benz CLK DTM AMG Cabriolet 2007
RM Sotheby’s

Dada la gran aceptación que tuvo el modelo entre los mejores pilotos de carreras de la época, como Juan Pablo Montoya, Mika Hakkinen, Kimi Räikkönen y Jenson Button, Mercedes decide darle una vuelta de tuerca a su creación y añadir más exclusividad al modelo. Para ello, toma la carrocería descapotable del CLK y le aplica el mismo tratamiento, con la salvedad de que, en esta ocasión, la producción se limitaría a 80 unidades.

Nace así el Mercedes-Benz CLK DTM AMG Cabriolet. La mayoría de unidades se terminaron en colores negro o plateado, aunque se cree que cinco ejemplares adoptaron la pintura Fire Opal Red. Esto incluye al coche que se subasta en París el mes que viene. El CLK DTM AMG Cabriolet se entregó nuevo en Alemania antes de ser enviado a los Emiratos Árabes, donde ha permanecido durante la mayor parte de su vida.

Subasta Mercedes-Benz CLK DTM AMG Cabriolet 2007
RM Sotheby’s

Allí, el coche llamó la atención de un miembro de la familia real del Emirato de Sharjah, quien lo adquirió y se convirtió así en el primer propietario privado del vehículo. Más tarde, este CLK DTM AMG Cabriolet de 2007 acabaría en manos de un jeque en la ciudad de Al Ain, en Abu Dabi, antes de que fuera vendido a su tercer propietario, un miembro de la familia real de Bahrein.

Más recientemente, este Mercedes-Benz CLK DTM AMG Cabriolet de 2007 ha vuelto a Europa. Acumula 15.178 kilómetros recorridos en los últimos 14 años y ha sido periódicamente revisado y mantenido en servicios oficiales de Mercedes-Benz. El coche con un gran linaje en familias reales está en perfectas condiciones. Será subastado el mes que viene en París por un precio estimado aún no anunciado.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.