Todos hemos escuchado alguna vez la historia de los tres Ford GT40 que cruzaron juntos la meta en las 24 Horas de Le Mans de 1966 y que terminaron así, con el dominio absoluto que mostraba en la época Ferrari. Ahora, la casa RM Sotheby’s sacará a subasta uno de los tres Ford GT40 ganadores de Le Mans en 1966 en el evento que cada año celebra en Monterrey, una subasta que tendrá lugar entre el 24 y el 25 de agosto.

Eckerts Rod & Custom Mach Forty, mitad Mustang mitad Ford GT

Se trata de un Ford GT40 MkII de 1966 con el número de chasis P/1016, concretamente la unidad que cruzó la meta en tercera posición siguiendo a los otros dos Ford GT40 que la terminaron antes en las míticas 24 Horas de Le Mans. Esta unidad fue enviada a Shelby American con sede en Los Ángeles en 1965, donde fue puesto a punto a tiempo para su primera carrera de la temporada de 1966, las 24 Horas de Daytona, en febrero de ese año.

Subasta Ford GT40 Le Mans 1966

En esa carrera, el GT40 MkII fue pilotado por Richie Ginther y Ronnie Bucknum, aunque en Daytona no terminó ya que la caja de cambios automática que se encontraba en su fase experimental no soportó el estrés de la carrera y acabó rompiendo. La siguiente carrera en el calendario serían las 12 Horas de Sebring tan solo un mes más tarde, donde finalizó en 12ª posición con A.J. Foyt y Ronnie Bucknum al volante.

El camino hacia la gloria comenzaba en Sebring

Después de las 12 Horas de Sebring, el Ford GT40 P/1016 fue enviado a Holman and Moody en Charlotte, Carolina del Norte, donde fue preparado para su participación en las 24 Horas de Le Mans de ese año. Una vez en el circuito de La Sarthe y tras 24 largas horas de competición, acabaría cruzando la meta en tercera posición con Ronnie Bucknum y Dick Hutcherson. La última carrera oficial para este coche tuvo lugar en Daytona en 1967, donde volvió a no terminarla a consecuencia de otra caja de cambios averiada.

Subasta Ford GT40 Le Mans 1966

También estuvo presente en los días de pruebas de Le Mans con Donahue y el mismísimo Bruce McLaren, aunque no competiría en la famosa carrera. Tres años más tarde, el coche fue donado al Museo del Automóvil de Bill Harrah en Reno, Nevada, y en el año 1973, el coche fue adquirido por un coleccionista privado. Se ha dejado ver en varios eventos Le Mans Classic a lo largo de los años, del mismo modo que se reunió con los otros dos Ford GT40 finalistas en Le Mans en 1966 en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach de 2016 por el 50º aniversario.

Ford GT40 50th Anniversary: edición limitada conmemorativa

Todavía cuenta con su clásica decoración dorada con la que participó en Le Mans y, aunque no se ha calculado el precio por el que podría ser vendido en la subasta del mes de agosto en Monterrey, ten por seguro que alcanzará las siete cifras con facilidad.

Fotos: RM Sotheby’s

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.