Ferrari es el responsable de algunos de los coches de carreras más exitosos de la historia. El fabricante italiano ha forjado uno de los departamentos de competición más importantes del mundo. Sin embargo, no todos los coches que llevan el escudo del Cavallino Rampante están firmados directamente por Ferrari. Este es el caso de este Ferrari 550 GT1 de 2000 que sale a subasta el próximo 15 de junio en Milán (Italia).

A subasta el primer prototipo del Lancia 037 Rally de 1980

Ferrari dejó claro que cualquier versión de carreras del 550 tendría que ser desarrollada de forma privada. De este modo, detrás de la creación del 550 GT1 se encuentra la firma italiana Italtecnica especializada en la preparación de coches de carreras y el siempre reputado Prodrive. Uno de los cuatro coches construidos por Italtecnica, con el número de chasis 115811, es el vehículo que protagoniza estas líneas y que buscará comprador en una subasta el próximo martes.

A subasta este Ferrari 550 GT1 de 2000

subasta Ferrari 550 GT1 2000
Paolo Carlini | RM Sotheby’s

El vehículo fue adquirido por Andrea Garbagnati e hizo su debut en competición en la primera ronda del Campeonato FIA GT 2001 en Monza. Inscrito por el equipo Rafanelli, los ex pilotos de Fórmula 1 Emanuele Naspetti y Mimmo Schiattarella serían los responsables de luchar por la victoria. La primera carrera en Monza acabaría en retirada, mientras que en la segunda ronda en Brno conseguirían un quinto puesto. Más tarde, conseguiría un cuarto puesto en Magny-Cours y otro quinto en Silverstone antes de la gran carrera, las 24 Horas de Spa-Francorchamps.

El equipo lo formaban Emanuele Naspetti, Eric van de Poele, Philippe Steveny y Martial Chouvel. Tras conseguir la segunda posición en la clasificación en Spa e incluso llegar a liderar brevemente la carrera en la tercera hora, el gran ritmo al que habían sometido el Ferrari al principio de la prueba acabó con su retirada tras un problema mecánico. Esto también impidió que el equipo corriera en Nürburgring, Jarama y Estoril. En Austria volverían a la pista de carreras, pero un nuevo problema en el motor supondría otra retirada más en su palmarés.

Cambio de equipo

subasta Ferrari 550 GT1 2000
Paolo Carlini | RM Sotheby’s

La mayor parte de la temporada 2002, este Ferrari 550 GT1 de 2000 se mantuvo alejado de los circuitos. Finalmente, acabaría siendo cedido al equipo Dart Racing para las últimas tres rondas del Campeonato FIA GT de ese año. Nueva estructura, nuevos pilotos y una actualización a las especificaciones de 2002 por JAS Motorsport tuvieron el mismo resultado en Enna, Donington y Estoril.

En 2003, Garbagnati cambió de empresa de preparación a JMB Racing y decidió participar en los campeonatos GT italianos y de la FIA. Aunque el año no comenzó como se esperaba, con otras cuatro retiradas, la decepcionante temporada se salvó cuando el propio Garbagnati y el piloto de pruebas de Ferrari Andrea Bertolini lograron la victoria en dos carreras de GT en el A1-Ring.

subasta Ferrari 550 GT1 2000
Paolo Carlini | RM Sotheby’s

2004 comenzaría como había acabado la anterior temporada, con tres victorias en Imola, Magione y Vallelunga. Esto le permitiría conseguir un tercer puesto en la clasificación general a finales de año. Curiosamente, la última carrera del 550 GT1 sería en Vallelunga, con Lorenzo Casè compartiendo asiento junto a Toto Wolff.

Completamente restaurado

Tras finalizar su carrera en pruebas oficiales, el coche se vendió a Bruno Tortara y más tarde a un coleccionista alemán. Este último encargó una completa restauración a un ex ingeniero de JMB Racing. Fue adquirido por su actual propietario en 2018, responsable de que en la actualidad luzca esta decoración Red Bull 2002 y de una completa reconstrucción del otor y la caja de cambios.

subasta Ferrari 550 GT1 2000
Paolo Carlini | RM Sotheby’s

Este Ferrari 550 GT1 de 2000 que saldrá a subasta el 15 de junio fue probado por el tres veces ganador de Le Mans, Marco Werner. Se encuentra en un estado de conservación impoluto, cuenta con un gran historial en competición y puede ser tuyo si ganas la subasta del próximo martes. Eso sí, no te saldrá barato, ya que ha sido tasado en un precio de venta estimado de entre 1,8 y 2,2 millones de euros.

Fotos: Paolo Carlini | RM Sotheby’s

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.