Hasta el 27 de abril, la casa de subastas Aguttes ofrece uno de los coches más especiales de los últimos tiempos, que podría alcanzar una cifra elevadísima. Sale a subasta un Duckhams LM de 1972 con una interesante historia detrás en la que interviene Gordon Murray.

En 1971, el piloto y presentador de televisión inglés Alain De Cadenet participó en las 24 Horas de Le Mans a bordo de un Ferrari 512 M y, de cara al año siguiente, quiso comprar un Ferrari 312 PB para inscribirlo en la carrera, pero la marca italiana no se lo permitió, al ser una versión prototipo del 312 B F1 que no podía dejar en manos de un “aficionado”.

A subasta un Duckhams LM de 1972 que podría alcanzar los 2,5 millones de euros

subasta Duckhams LM de 1972

Alain De Cadenet se ofendió por el trato recibido de parte de Ferrari, así que puso en marcha un plan B: tenía un Brabham BT33 que inscribió para su amigo Chris Craft durante los dos últimos grandes premios de la temporada de 1971 y decidió transformarlo en un prototipo homologado para Le Mans. Para ello, se dirigió a Brabham, que acababa de ser adquirida por un tal Bernie Ecclestone quien, a su vez, se dirigió a un joven ingeniero sudafricano que trabajaba en la oficina de diseño: Gordon Murray.

Murray aceptó el reto y en seis semanas, diseñó un chasis monocasco específico que sería fabricado por la empresa Grand Prix Metalcraft. Por desgracia, el Cosworth V8 de De Cadenet estaba al final de su vida útil y el piloto inglés fue en busca de un sustituto. John Nicholson, constructor de motores de McLaren, restauró el DFV con el que Bruce McLaren había ganado el Gran Premio de Bélgica de 1968 y se lo vendió por 1.500 libras (1.700 euros).

A subasta el monoplaza con el que Michael Schumacher fue Campeón del Mundo con Ferrari por primera vez

De Cadenet acudió entonces a Colnbrook y lo trajo de vuelta. Hasta entonces, sólo Guy Ligier se había aventurado en la salida de las 24 Horas de Le Mans con un Cosworth DFV a cuestas.

El acuerdo con Duckhams

subasta Duckhams LM de 1972

De Cadenet convenció a la marca de lubricantes Duckhams para que financiase una parte de la operación. El resultado fue un coche pintado en amarillo y azul, los colores del patrocinador. Inscrito en la carrera de 1972 como Duckhams LM, el coche fue uno de los más ligeros de la parrilla y demostró ser muy competitivo.

Partió desde la undécima posición, a una velocidad media de 200 km/h y, a falta de dos horas para el final, cuando el dúo De Cadenet-Craft ocupaba la cuarta plaza a falta, apareció la lluvia. En ese momento, Craft montaba neumáticos lisos lo que hizo que perdiera el control del coche y acabara golpeando contra el guardarraíl.

A subasta este Lancia Rally 037 Grupo B de 1983

Los Duckham tuvieron que volver a boxes para reparar el coche y terminaron en el puesto número 12. Aquella fue la primera vez que un Cosworth DFV V8 cruzó la línea de meta en Le Mans. Al día siguiente, los Duckham compitieron en las 6 H de Watkins Glen y en la carrera Canam (en ambas carreras se retiraron por problemas en el motor).

Ahora, el coche se ofrece en un estado impecable y se prevé alcanzar los 2,5 millones de euros en la subasta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.