Aunque ya se habían filtrado algunas imágenes y detalles, ha sido ahora cuando Škoda ha desvelado las claves y las primeras fotos oficiales del Škoda Enyaq iV. Inspirado en el concept Vision E, se trata del primer SUV completamente eléctrico de la marca checa que llega con una autonomía máxima de 510 kilómetros.

El primer coche eléctrico de Skoda fue un camión de reparto de cerveza de 1939

El Škoda Enyaq (un nombre cuyo origen procede de la palabra irlandesa enya que significa fuente de vida) tiene su punto de partida en la plataforma MEB de Volkswagen. La marca checa lo ha utilizado, además, para marcar el inicio del nuevo lenguaje de diseño que desarrollará en los próximos diez años. Antes de contaros cómo es el Enyaq, vamos con sus cifras: mide 4,649 metros de largo, 1,879 metros de ancho y 1,616 metros de alto. Tiene una batalla de 2,765 metros y un maletero con una capacidad de 585 litros.

Škoda Enyaq iV

El diseño del Škoda Enyaq

Hechas las presentaciones, vamos con lo más evidente: su aspecto. Llama la atención el SUV checo por sus rasgos afilados, alargados y robustos en los que destaca especialmente un elemento: la parrilla. Además de ser completamente cerrada, Škoda ha recurrido al cristal como material ornamental siguiendo el concepto Crystal Face. La acompañan unas entradas de aire deportivas y unos grupos ópticos que nos recuerdan al nuevo Octavia.

Skoda Octavia RS iV: el deportivo híbrido enchufable

La línea del techo culmina en un pequeño splitter y nos guía hasta la zaga, más moderna que la de los otros todocaminos checos y, de nuevo, con una clara inspiración en los cristales de Bohemia que aportan más presencia al Enyaq. Si pasamos al interior nos toparemos con un habitáculo minimalista y respetuoso con el medio ambiente: se han empleado materiales sostenibles como cuero extraído de hojas de olivo y poliéster obtenido de botellas de plástico recicladas.

A nivel tecnológico, el Škoda Enyaq cuenta con una pantalla central de 13 pulgadas con un sistema multimedia que dispone de conexión permanente a internet, un cuadro de instrumentos también digital que alcanza las 5,3 pulgadas y head-up display con realidad aumentada. El equipamiento de las versiones de acceso incluye climatizador automático, volante multifunción de cuero, arranque sin llave, radio digital DAB y tecnología SmartLink.

Škoda Enyaq: cinco versiones

En cuanto al apartado mecánico, el Enyaq llega con cinco variantes de potencias diferentes y tres tamaños de batería… además de la posibilidad de elegir, en determinadas versiones, entre tracción delantera o trasera.

  • Škoda Enyaq 50 iV: tiene 146 caballos, una autonomía de 340 kilómetros según el ciclo WLTP y una batería de 55 kWh.
  • Škoda Enyaq 60 iV: tiene 177 caballos, una autonomía de 390 kilómetros y una batería de 62 kWh.
  • Škoda Enyaq 80 iV: tiene 201 caballos, una autonomía de 510 kilómetros y una batería de 82 kWh.
  • Škoda Enyaq 80x iV: tiene 261 caballos de potencia, una autonomía de 460 kilómetros y una batería de 82 kWh.
  • Škoda Enyaq RS iV: tiene 301 caballos de potencia, una autonomía de 460 kilómetros y una batería de 82 kWh.

Škoda Enyaq iV

La recarga de este SUV eléctrico la podremos hacer de tres maneras diferentes: con una carga doméstica con un enchufe de 230 voltios y una salida de 2,3 kW, con un wallbox de hasta 11 kW que necesita entre seis y ocho horas para una recarga completa o con la carga rápida DC, que tiene una tensión de salida de 125 kW y un tiempo de 40 minutos para pasar del 10 al 80% de la carga.

Skoda Mountiaq: el pick-up basado en el Kodiaq que no veremos en la calle

Precios del Škoda Enyaq

En España, el Škoda Enyaq se podrá reservar antes de que acabe 2020 aunque no llegará a los concesionarios hasta la primavera de 2021. Por ahora, la marca checa sólo ha comunicado el precio de dos de las versiones de su SUV eléctrico: el Enyaq 60 (39.000 euros) y Enyaq 80 (45.000 euros), pero se prevé que  la versión de acceso no tarde en llegar al mercado.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.