El seguro del automóvil es algo más que un servicio que la ley obliga a tener en todos los vehículos a motor. Se trata de una garantía que asegura que estarás cubierto en caso de accidente de tráfico, con diferentes coberturas tanto para terceros como para los ocupantes del vehículo. Los seguros de coche son algo que todos los conductores deben elegir cuidadosamente, estudiando las opciones que ofrece para estar cubiertos en todos los supuestos.

Por eso, el seguro de coche a todo riesgo es la única modalidad que garantiza tu tranquilidad ante cualquier situación, ya sea en caso de siniestro vial, al causar daños a terceros o al sufrir una avería mecánica en carretera. Pero, ¿cuándo interesa contratar un seguro a todo riesgo sin franquicia? ¿Qué cubre este seguro de coche? ¿Es mejor elegir un seguro a todo riesgo con franquicia? Resolvemos todas las dudas en este artículo.

¿Qué cubre el seguro a todo riesgo?

seguro coche todo riesgo

El seguro de coche a todo riesgo es el que mayores coberturas ofrece. Si bien es cierto que los conductores no entienden los contratos de sus seguros, las coberturas incluidas en tu póliza y las condiciones que ofrece este contrato deben ser estudiadas cuidadosamente antes de elegir un seguro para el coche. En el caso de la modalidad a todo riesgo, los servicios incluidos son:

  • Responsabilidad Civil Obligatoria
  • Responsabilidad Civil Complementaria
  • Daños propios al vehículo
  • Indemnización y reclamación de daños
  • Rotura de cristales
  • Robo
  • Incendio
  • Fenómenos de la Naturaleza
  • Colisión con animales cinegéticos
  • Asistencia a personas y al vehículo desde el km.0
  • Accidentes corporales del conductor
  • Asesoramiento por multas de tráfico
  • Retirada del permiso de conducir y pérdida de vigencia
  • Vehículo de sustitución
  • Préstamo para la reparación del vehículo

Con estas coberturas cuentas con la mayor protección que un seguro de coche puede ofrecer. Destacan características adicionales que en seguros a terceros no se incluyen, como los daños propios, el vehículo de sustitución o los servicios jurídicos que te ayudarán a reclamar indemnizaciones o la pérdida de puntos del carné de conducir.

¿Cuándo interesa contratar un seguro de coche a todo riesgo?

seguro coche todo riesgo

Ya conoces todo lo que ofrece un seguro de coche a todo riesgo. Ahora, ¿por qué debes contratarlo? Las razones son varias, pero la principal es porque garantiza estar totalmente cubierto en caso de siniestro vial, avería mecánica o sufrir daños propios, así como los servicios de asesoramiento profesionales. Pero hay más, como el hecho de contar con todas las ventajas del seguro a terceros ampliado (robo, incendio y rotura de lunas) y otras coberturas adicionales.

Un todo riesgo también te ofrece vehículo de sustitución, por lo que no te quedarás sin coche mientras reparan el tuyo. También cuentas con asistencia en carretera para ti y tus acompañantes desde el km.0, y cualquier daño que sufra tu coche en un accidente estará totalmente cubierto por el seguro. Esto significa que no tendrás que pasar por el tedioso proceso de llevar el coche a un taller y pagar por su reparación.

Aunque las pólizas de seguro a todo riesgo son algo más caras que otras a terceros, estos servicios adicionales son un plus muy valorado cuando contratas un seguro de coche, y no solemos prestar atención a ellos hasta que llega el momento en el que los necesitamos. Por ejemplo, la cobertura ante fenómenos de la naturaleza cubre los daños que puede provocar una granizada o si entra agua dentro del coche en caso de inundación.

En caso de sufrir un siniestro con animales cinegéticos (de caza), un seguro de coche a todo riesgo cubre los daños ocasionados en tu vehículo. También esos desperfectos ocasionados en la carrocería derivados de pequeños accidentes de circulación, la rotura de lunas, el robo del vehículo o incluso los daños ocasionados por un incendio.

En general, cualquier daño generado por una colisión estará cubierto por el seguro de coche a todo riesgo, lo que supone una gran tranquilidad y ahorro importante en gastos de reparación.

¿Es mejor elegir un seguro a todo riesgo con franquicia?

seguro coche todo riesgo

La principal diferencia entre un seguro a todo riesgo con franquicia o sin ella es el importe de dinero (franquicia) que debes abonar en caso de hacer uso de la cobertura de daños propios. La aseguradora cubre la mayor parte del coste de reparación del vehículo, pero en el seguro a todo riesgo con franquicia, el asegurado debe hacer el pago de una cantidad previamente establecida en la póliza.

En un todo riesgo sin franquicia, la aseguradora abona el total de la factura de reparación. Sin embargo, el precio del seguro es menor cuando se incluye la franquicia, una ventaja que supone un ahorro sin necesidad de renunciar a las coberturas que ofrece un seguro de coche a todo riesgo. También puedes elegir la franquicia al contratar tu seguro de coche a todo riesgo. En función del importe, pagarás más o menos por tu seguro.

No en todos los casos debes abonar la franquicia cuando se produce un accidente de tráfico. Por ejemplo, en una colisión con otro vehículo a motor donde los daños derivados son responsabilidad del contrario. Tampoco cuando se trata de una colisión o atropello de animales domésticos o cinegéticos, pero siempre acompañado de un atestado policial.

Por tanto, elegir un seguro a todo riesgo con franquicia o uno que no la incluya dependerá de tus propias necesidades. Contratar un todo riesgo sin franquicia garantiza que no tendrás que hacer frente al coste de la reparación de tu coche, pero a cambio tendrás que pagar una cuota anual o mensual mayor. Un todo riesgo con franquicia es más barato, pero te condiciona a disponer de la franquicia si sufres un accidente de tráfico donde eres responsable y tienes que reparar tu propio coche.

En definitiva, la idoneidad de escoger una póliza de seguro de coche que encaje con tus necesidades dependerá solo de ti. A mayores coberturas, más elevado será el precio del seguro, pero tendrás una tranquilidad absoluta en caso de sufrir un accidente de tráfico o una avería mecánica. Te aconsejamos que siempre revises y estudies las condiciones de la póliza de seguro, que compares entre diferentes compañías aseguradoras y que no escatimes a la hora de elegir un seguro u otro.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.