A finales de la década de los 90, comenzaron a aparecer los primeros modelos parecido a lo que hoy entenderíamos como un SUV, esto es, vehículos con cierto aspecto campero, una mayor altura libre al suelo y, en algunos casos, tracción 4×4. Esta moda la inició Volvo con el XC90 y la siguieron otras marcas, como Renault con el Scenic RX4, una variante todoterreno. Este Sbarro Picasso ‘El Bicho’ fue la respuesta al modelo de Renault.

El Citroën Xsara Picasso fue un éxito rotundo desde su lanzamiento a comienzos del nuevo milenio. Eran tiempos en los que los monovolúmenes compactos gozaban de mucha popularidad, todo lo contrario de hoy, que han sido absorbidos, literalmente por los todocaminos y crossovers.

Sbarro Picasso ‘El Bicho’ (2001): el monovolumen todoterreno

Sbarro Picasso El Bicho

Aprovechando el tirón del Picasso y el éxito que había tenido el Renault Scenic RX4, el diseñador suizo Franco Sbarro, famoso por haber realizado creaciones extravagantes y réplicas de coches clásicos como el BMW 328, el Bugatti Royale o el propio Citroën Sbarro Picasso Cup, decidió crear una versión todoterreno del famoso monovolumen de Citroën.

En marzo de 2001, Sbarro presentó un Picasso con tracción a las cuatro ruedas con el objetivo de hacer una alternativa al Scenic RX4, modelo que fue pionero en el “segmento” de los monovolúmenes compactos 4×4 y siguiendo la filosofía de los vehículos familiares orientados al ocio, como los Audi Allroad y Volvo Crosscoutry.

Apodado ‘El Bicho’, el Picasso retomaba los ingredientes del Scenic RX4: una mayor distancia libre al suelo, unas ruedas de mayor formato, unos paragolpes más prominentes y, por supuesto, un sistema de tracción total permanente. El coche lucía algunos rasgos de estilo específicos, como las luces antiniebla en el paragolpes delantero, las ópticas traseras transparentes y llantas de aleación.

Desgraciadamente, el Picasso ‘El Bicho’ se quedó solo en un one-off como tantos otros que concebidos en el estudio del diseñador suizo. Quizá, unos años más tarde, cuando los SUV ya eran tendencia, Citroën se hubiese animado a producirlo.

Pero fue en diciembre de 2017 cuando Citroën lo puso a subasta junto a 64 vehículos más de su impresionante colección.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.