Cualquier ejemplar de la historia de RUF es un coche exclusivo y deseado por los coleccionistas, pero como suele ocurrir, dentro de la élite siempre hay otra élite, y si hablamos de un RUF CTR2 Sport el rizo se riza. Es más, este ejemplar que saca a subasta RM Sotheby’s es todavía más especial, y te vamos a explicar el porqué.

Vídeo: los 80 años de historia de Ruf

Basado en el 911 993, esta unidad es de 1997 y se trata del undécimo CTR2 fabricado, así como del primer CTR2 Sport de los 16 que llegaron a producirse. Como guinda, además es uno de los dos únicos que se desarrollaron para participar en el ascenso del Pikes Peak, quedando segundo en la división Open en el 97. No ha sido la única experiencia en ascensos del deportivo, puesto que también cuenta en su palmarés con tres victorias en el Virginia City Hill Climb y el establecimiento del récord histórico en dos ocasiones.

Los ‘Sport’ contaban con ciertos cambios respecto a la variante normal del modelo, destacando su kit de carrocería ensanchado en el que paragolpes, faldones, el capó trasero y su mastodóntico alerón doble estaban fabricados de composite. Es el spoiler uno de los elementos que más destacan del conjunto, cumpliendo la doble función de redirigir aire para mandarlo a los intercoolers y, al mismo tiempo, intentar mantener pegado el coche al suelo.

Centrándonos en el apartado mecánico, el motor base era el 3.6 de seis cilindros del 993 Turbo, pero con las mejoras tanto de los CTR2 como de los Sport, es decir: dos turbos KKK, bielas de titanio… para dar como resultado una potencia de 702 CV. El bloque va asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades con las relaciones acortadas.

RUF CTR2 Sport

De fábrica fue vendido a Steve Beddor, al que después le siguió solo otro comprador. Esto, sumado al hecho de que pese a su uso está en muy buenas condiciones, hacen de él una pieza bastante interesante.

La subasta de este RUF CTR2 Sport de 1997 ya está abierta de manera online y no se cerrará hasta el día 11 de junio. Desconocemos que cifra llevará por el momento la puja ganadora, pero la casa de subastas estima que el precio final del impresionante deportivo se situará entre los 640.000 y los 720.000 euros.

1 Comentario

  1. Yo le habría puesto otro alerón más encima. Creo que dos consecutivos son insuficientes.
    Este es un claro ejemplo de que un coche puede ser caro y tremendamente feo.
    He visto tuning baratos con más clase que esto.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.