El domingo pasado, alrededor de las 22:50 horas, un grupo de ladrones robaron cuatro Shelby Mustang GT500 nuevos de la factoría de Ford ubicada en Flat Rock, en Michigan (EE.UU.). Tres de los cuatro vehículos ya han sido recuperados, aunque el cuarto se utilizó en la fuga y, por el momento, no ha sido localizado. La Policía está investigado lo sucedido.

PRUEBA: Ford Mustang Shelby GT500 2020

Según informan desde The News-Herald, los ladrones perpetraron el robo de cuatro ejemplares del Shelby Mustang GT500 en la factoría de Ford. Los vehículos son completamente nuevos y acababan de ser ensamblados, probablemente a la espera de llevarlos hasta sus nuevos dueños. Sin embargo, los daños ocasionados en la mayoría de los coches impedirán que esto suceda.

Roban cuatro Shelby Mustang GT500 nuevos de la factoría de Ford

Los informes apuntan a que uno de los cuatro Ford Mustang -conoce su historia- se empleó para chocar contra una barrera de seguridad al salir de los terrenos de la fábrica. Lamentablemente, no se han hecho públicas las imágenes captadas por las cámaras de seguridad de la planta. Sin embargo, los ladrones no llegaron muy lejos tras llevarse los coches.

El primero de los Mustang apareció en Brownstown Township, a apenas 10 minutos en coche de la fábrica. El otro se encontró en Southgate, al sur por la I-75. El tercero, como decía en el párrafo anterior, quedó abandonado en la propia fábrica al chocar contra la barrera. Además, uno de los vehículos localizados más tarde presentaba graves daños en la parte delantera. Todos ellos se encontraron desocupados.

El cuarto Shelby Mustang GT500 robado es el que aún no se ha encontrado. Al parecer, los ladrones lo habrían utilizado tras abandonar los otros tres coches para darse a la fuga. Según se informa, todos los vehículos estaban terminados en color “Belladonna Black”. Sin embargo, The Drive asegura que este color no forma parte del catálogo de 2021 del GT500, que incluye la pintura “Shadow Black” como único color negro de la gama.

El nuevo Shelby Mustang GT500 está equipado con un potente motor V8 sobrealimentado de 5.2 litros. Este bloque desarrolla una potencia máxima de 760 CV, lo que lo sitúa como el Mustang de producción más potente jamás desarrollado. En Estados Unidos, ya que en Europa no se comercializa, tiene un precio de partida de 72.900 dólares (64.700 euros).

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.