Hace años, antes de que la DGT cambiara el sistema de matrículas por el actual, se produjo un extraño y curioso hecho debido a la rivalidad entre dos zonas de España que hizo que se llevara a cabo un truco con las matrículas de los coches. Este hecho se dio, especialmente, en el norte, en la ciudad de Gijón, aunque no sólo.

Como es sabido, hasta que entró en vigor el nuevo diseño en septiembre de 2000, las placas de matrículas incluían una o dos letras antes de los números que hacían referencia a la provincia donde se había matriculado el vehículo. Por ejemplo, ‘SE’ para Sevilla, ‘MA’ para Málaga, ‘M’ para Madrid, ‘B’ para Barcelona, ‘BA’ para Badajoz… etcétera.

La rivalidad entre dos zonas de España que hizo que se llevara a cabo este truco con las matrículas

Rivalidad dos Zonas España truco matrículas

En aquella época, las malas lenguas decían que no era recomendable circular por Barcelona con un coche de Madrid y viceversa, o en Málaga con un coche de Sevilla (y al contrario), porque existía el riesgo de sufrir algún acto vandálico (pinchar la rueda, romper el retrovisor, arañar la carrocería…) Todo esto pasó a la historia con la modificación del sistema de matriculación, que consta de cuatro números y tres letras, más la letra ‘E’ de España y la bandera europea. De esta forma, se eliminaron las alusiones a las provincias.

Cazado un conductor que evitaba pagar peajes con una matrícula oculta al estilo James Bond

Pero apenas dos años, en 1998, antes de que la DGT modificara el sistema de matriculación, cambió las letras asignadas a algunas provincias para adaptarlas a la correspondiente lengua autonómica. De manera que ‘OR’ de Orense pasó a ‘OU’ de Ourense y ‘GE’ de Gerona pasó a ‘GI’ de Girona. Esta variación dio pie a que algunos conductores residentes en Gijón decidieran cambiar la matrícula de su coche por la de Girona. ¿Por qué?

‘GI’ de ‘Gijón’…

Todos los vehículos matriculados en la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias tenían la letra ‘O’ de Oviedo, su capital. Debido a la rivalidad que existe entre Oviedo y Gijón, muchos gijoneses decidieron aprovechar la oportunidad que ofrecía la modificación de la matrícula de Gerona a Girona, como si fuera de Gijón y no lucir la ‘O’ de Oviedo. De hecho, como dice el tweet arriba, una empresa catalana llegaba a cobrar 25.000 pesetas (unos 150 euros) por hacer el cambio. Algunos vieron una oportunidad de negocio.

Algo parecido ocurrió en otras localidades de España, como en Cartagena, donde a los vehículos les correspondía la matrícula de la Región de Murcia (‘MU’) y algunos cartagineses decidieron matricular el coche en la provincia de Cádiz, para tener la matrícula ‘CA’. Esto de las rivalidades entre municipios y provincias no es algo exclusivo de España, sino que ocurre prácticamente en todos los países. Afortunadamente, con las actuales matrículas, ya nadie puede saber de dónde es el vehículo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.