El mundo de la automoción y el de la relojería suelen ir de la mano en muchas ocasiones, sobre todo en lo que respecta a marcas de lujo, que se alían con expertos relojeros para sacar modelos específicos, ya sean acompañando a sus vehículos más destacados o como productos independientes. El último en sumarse a la lista es el Richard Mille RM UP-01 Ferrari, uno de los relojes más especiales del mercado.

Richard Mille es una institución dentro de la industria y en esta ocasión ha unido fuerzas con Ferrari para fabricar el reloj mecánico más fino del mundo: solo mide 1,75 milímetros. Con esto, consigue arrebatar el trono al Bulgari Octo Finissimo Ultra, que mide 1,8 milímetros y solo ha podido disfrutar de su reinado durante unos pocos meses (se presentó en marzo de este mismo año).

Para los auténticos fans: el reloj Jacob & Co. ‘Fast & Furious Twin Turbo’

0,5 milímetros puede no parecer mucho, pero cuando se trabaja a esta escala reducir aunque sea esta nimia cantidad supone toda una obra de ingeniería.

Richard Mille RM UP-01 Ferrari

La caja del reloj mide 51 milímetros y está hecha de titanio de Grado 5, un material ultraligero. Además, su diseño permite ver la mecánica el interior, dejando a la visto el tourbillon para que quien quiera pueda ver cómo funciona. El conjunto lo completa una sencilla correa de goma negra.

Algo que hay que señalar es que, siendo tan delgado, no había hueco para colocar una batería o un mecanismo de movimiento automático. Así, como sucede con la mayoría de relojes estilo tourbillon, hay que darle cuerda de manera manual cada cierto tiempo.

Richard Mille RM UP-01 Ferrari

El Richard Mille RM UP-01 Ferrari va a ser un producto muy exclusivo, algo que huelga decir. Solo van a fabricarse 150 unidades que únicamente podrán permitirse los muy ricos: cada ejemplar vale 1,85 millones de euros. Suficiente como para comprarse unos cuantos deportivos de la marca italiana.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.