Dejando a un lado el tono humorístico de su papel en Top Gear y The Grand Tour, la opinión de Richard Hammond, respaldada por un bagaje de más de 20 años probando coches, vale su peso en oro. En su último vídeo de DriveTribe, Hammond ha podido probar el nuevo Porsche 911 GT3 y, según su criterio, que esté disponible con caja de cambios manual es un error.

El todavía copresentador de The Grand Tour realizó un vídeo en el que se pone a los mandos del Porsche 911 GT3 (prueba) de nueva generación. Como gran admirador del modelo y la marca, Hammond queda profundamente impresionado y enamorado de la experiencia, aunque tampoco duda en dar su opinión respecto al hecho de que Porsche cedió a las demandas estadounidenses de un GT3 manual.

Para Richard Hammond que el Porsche 911 GT3 tenga cambio manual es un error

El británico asegura que desearía que Porsche no hubiera acatado las exigencias de esta parte de sus potenciales compradores, ya que el 911 GT3 no es tan rápido con cambio manual como lo es con la efectiva caja automática PDK de doble embrague.

Vídeo: el Porsche 911 GT3 y el BMW M4 CSL se enfrentan en Hockenheim

A pesar de ello, Hammond califica el 911 GT3 como “la experiencia de conducción más pura que puedo imaginar” Y eso no se debe solo a sus prestaciones, cortesía de un motor bóxer de aspiración natural y 4.0 litros que desarrolla 510 CV de potencia y 470 Nm de par, sino también a su peso contenido de tan solo 1.435 kilos.

Con un 0 a 100 km/h de 3,9 segundos (3,4 segundos con cambio PDK), Hammond asegura que “la ligereza no se trata solo de números en una hoja de papel, es algo que se siente. Se siente en la forma en que acelera, sí, también en la forma en que cambia de dirección. La dirección no se parece a ninguna otra cosa, es de otro mundo, y eso es una combinación de estos pegajosos neumáticos Michelin, la vía extra en la parte delantera (más ancha) y ligereza”.

Queda claro que el Porsche 992 GT3 es uno de los mejores deportivos de su segmento, incluso sin recurrir al extremo Porsche 911 GT3 RS (prueba). Una pena que cueste 223.341 euros en España. No te pierdas el vídeo (en inglés).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.