Normalmente, solemos ver los jugadores de fútbol conduciendo coches superdeportivos y muy lujosos, de marcas que a todos se nos vienen a la cabeza (aquí puedes ver los coches de Sergio Ramos). Pero, a veces, alguno sorprende, como ocurrió el pasado 8 de diciembre, cuando Borja Iglesias salió del entrenamiento en uno de los coches clásicos más queridos, un Seat Panda.

Como recogieron las cámaras de El Chiringuito, el jugador del Real Betis hizo honor a su apodo, el ‘Panda’, y sorprendió a los aficionados que se agolpaban a la salida de los jugadores en un Seat Panda. Al parecer, esta historia entre ‘ambos Pandas’ viene de lejos.

Borja Iglesias sorprende por llegar con uno de los coches clásicos más queridos al entrenamiento

El delantero bético lleva varios meses utilizando ese Panda celeste, desque que se convirtió en imagen de Sixt, la compañía de rent a car alemana que utilizó el juego de palabras al que se presta ese apodo para crear una divertida campaña de marketing. El 'Panda en un Panda con su panda y un panda’, era el eslogan con el que la empresa de alquiler quería subrayar las posibilidades que ofrece su flota de vehículos, que incluye desde modelos modestos, como el propio Panda, hasta otros más prestacionales.

Cuando SEAT creó, en cuestión de horas, un papamóvil sobre un Panda

A Borja Iglesias lo hemos visto promocionar otras marcas como Porsche, BMW o Mercedes, aunque ninguno de esos coches llama tanto la atención como el Seat Panda, uno de los coches clásicos que generan mayor simpatía entre el público más joven y, al mismo tiempo, nostalgia entre aquellos que fueron contemporáneos al utilitario español, a quienes retrotrae a un pasado envuelto por la inocencia y el destape.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.