En 1996, el piloto finlandés, Harry Rovanperä, debutó en el Campeonato del Mundo de Rally. Desde entonces, han pasado 27 años. Ahora, es su hijo quien compite y ha tenido un bonito detalle: Kalle Rovanperä le ha regalado a su padre, Harry, el Ford Escort con el que debutó en el WRC en 1996.

Parece que Papá Noel ha llegado antes de lo esperado, al menos, en casa de los Rovanperä’. Y no hay mejor regalo que recuperar el coche con el que uno debutó en el WRC, un regalo de mucho valor sentimental, seguramente, para Harry. Se trata del Ford Escort Grupo A.

Kalle Rovanperä le regala a su padre, Harry, el Ford Escort con el que debutó en el WRC en 1996

En 2012, Sebastian Lindholm, expiloto oficial de Peugeot, compró el Ford Escort y lo restauró completamente. Más tarde, lo vendió al equipo australiano KMB Mortorsport, que le hizo algunas mejoras hasta darle su aspecto actual. De hecho, este mismo año se hizo con el premio ‘Best of Show’ en el Goodwood Festival.

De esta forma, Kalle ha querido agradecer a su padre por los 18 años que llevan juntos compartiendo una misma pasión. “¡Qué historia y qué hermoso gesto decir “gracias, papá”, por 18 años increíbles de unión y apoyo continuo! Nos enorgullece mucho que nuestro trabajo haya dado sus frutos y que el coche se haya reunido con su anterior propietario”, expresó el equipo australiano en redes sociales.

El alerón del Ford Escort Cosworth se inspiró en el avión del Barón Rojo

Aquel mundial de 1996 terminó ganándolo otro piloto finlandés, Tommi Mäkinen, el primero de los cuatro consecutivos que consiguió, al volante del Mitsubishi Lancer Evolution. Sin embargo, el mundial de constructores se lo llevó Subaru con su Impreza 555.

Imagen destacada: KMB Motorsport.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.