Que la industria del automóvil se encamina hacia un futuro sin diésel es un hecho, muchas marcas han anunciado la eliminación del gasóleo de sus gamas y no son pocos los modelos en los que dicho combustible ya no está siquiera disponible. Renault ya afirmó a principios de año que seguiría esa senda, pero ahora ha confirmado que deja de invertir dinero en dicha tecnología.

PRUEBA: Renault Captur E-TECH ZEN

A efectos prácticos implica que no veremos una nueva generación de motores diésel Renault, lo que, por otra parte, tampoco significa que estos propulsores vayan a desaparecer de manera inmediata. Lo que se señala desde la entidad francesa es que en el futuro a corto plazo no habrá nuevos bloques de gasóleo, si no que los que se ofrezcan serán una evolución adaptada de los actuales.

Con la Euro 6d en activo desde hace poco tiempo, el siguiente paso en cuanto a normativa de emisiones es la Euro 7, que debería entrar en vigor dentro de 4 años, para 2025, restringiendo todavía más los límites y, de nuevo, obligando a los fabricantes a reinventarse para cumplir con las exigentes medidas.

 

Está por ver si adaptando sus actuales motores dCi Renault consigue pasar por el aro de los nuevos estándares, pero dado que la tendencia en el mercado y la demanda está cada vez más orientada a híbridos y modelos de gasolina, parece razonable optar por esta solución en lugar de realizar la costosa inversión que supondría desarrollar una nueva generación de sistemas diésel.

Renault 5 Prototype: el clásico de culto vuelve 100% eléctrico

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.