Cuando, en 2022, Honda escriba el punto final a su historia en la Fórmula 1, Red Bull tendrá ante sí una empresa nada sencilla: incorporar a sus monoplazas un motor competitivo. Novias no le faltarán, pero hay un nombre que suena con fuerte acento alemán: los rumores del Gran Circo apuntan a que en Milton Keynes habrían levantado el teléfono para llamar a Stuttgart y los medios alemanas hablar de conversaciones pensado en 2026. ¿Será Porsche la que diseñe los motores de Red Bull?

Vídeo: Porsche 918 Spyder vs Porsche Taycan Turbo S

Cuando tuvieron lugar las reuniones en las que se diseñó el Reglamento Técnico de 2021, que luego se retrasó a 2022, Porsche estuvo presente. Como consecuencia de aquella comparecencia, la marca alemana se puso manos a la obra para crear una unidad de potencia que le permitiese regresar al Mundial de Fórmula 1. ¿El resultado? Un motor V6 turbo e híbrido que cumpliría con el reglamento de la F1.

Porsche

El motor de Porsche

Lo cierto es que los detalles de este bloque son muy escasos: la idea nació en 2017 a raíz de una orden que procedía de la cúpula del Grupo Volkswagen. El proyecto, sin embargo, echó el freno de mano cuando Porsche desestimó la opción de formar parte de la parrilla de Fórmula 1. Dos años después se supo que la marca alemana no había dado de lado a aquel motor ya que estaba analizando su adaptación para un nuevo hypercar.

PRUEBA: Mercedes-AMG GT R

Este modelo sería el sucesor del Porsche 918 y rival del Mercedes-AMG One, el vehículo que empezaremos a ver por las calles en 2021 y que presume de llevar en su interior un motor basado en el que impulsó a Hamilton el año que ganó su tercer mundial de F1 (2015).

Porsche

Los escollos

¿Qué se necesitaría para que la alianza entre Red Bull y Porsche se convirtiera en una realidad? Un desarrollo activo y saber si el motor alemán cuenta con un MGU-H, el elemento que se encarga de generar energía eléctrica a partir de otra fuente (gases de escape en este caso). Y es que aquellas reuniones de 2021 pidieron su supresión para reducir costes… y no se sabe la determinación que tomó la marca de Stuttgart.

Superados estos dos obstáculo, la sinergia no sería del todo descabellada. No en vano, el Grupo Volkswagen ya ha dicho que la Fórmula 1 ganaría interés si, finalmente, se inclinase por los combustibles sintéticos.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.