Nuevo récord Guinness: circula a dos ruedas a 186,26 km/h

Todo lo que sea de récord y tenga algo que ver con el mundo del motor, no gusta. Te hemos mostrado el salto más largo realizado con un vehículo (¡115,64 metros!), los neumáticos más caros del mundo o el drift más largo con dos coches simultáneamente. Hoy, sin embargo, te traemos uno de los que más nos han impresionado de todos y es que a finales de agosto, Vesa Kivimaki, un piloto finlandés, estableció un nuevo récord Guinness tras alcanzar 186,26 km/h circulando a dos ruedas, ¡de locos!

Te interesa: Récord Guinness de eficiencia, 2,83 l/100km tras más de 13.000 km

El vídeo que tienes más abajo muestra el momento en el que Vesa estableció el nuevo récord Guinness tras alcanzar la velocidad más alta registrada para un coche que circula con dos ruedas en el aire. Un reto francamente difícil de superar, sobre todo si tenemos en cuenta que la anterior marca permanecía imbatida nada menos que desde el año 1997, que fue cuando el sueco Goran Eliason logró alcanzar 181,25 km/h pilotando un vehículo a dos ruedas.

record-guinness-dos-ruedas-3

El principal factor limitante, el que explica por qué nadie ha vuelto a intentar establecer un récord Guinness a dos ruedas, son precisamente los neumáticos. Y es que para circular con dos neumáticos en el aire, es necesario que el vehículo alcance un importante ángulo de inclinación que permita al conductor mantener el equilibrio y esto, como podrás imaginar, fuerza los dos neumáticos que tocan el asfalto, que terminan rodando sobre su débil flanco en lugar de sobre la banda de rodadura.

record-guinness-dos-ruedas-2

Vesa Kivimaki y Nokian, el fabricante de neumáticos, se aliaron para establecer esta marca. Equiparon el BMW 335i (prueba) con unas ruedas a prueba de balas específicas para este reto que estaban realizadas con una fibra sintética llamada Aramid. Este material es particularmente resistente y aguanta altas temperaturas, justo lo que necesitaba Vesa. Aun así, como puedes ver a continuación, las gomas acabaron humeando ante el esfuerzo al que fueron sometidas.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here