Uno de los argumentos más recurrentes entre los compradores de grandes todocaminos es la seguridad. Sin embargo, las últimas pruebas de choque demuestran que los SUV grandes no son tan seguros como algunos creían.

En la última ronda de pruebas de choque del IIHS, organismo sin ánimo de lucro que vela por la seguridad de las carreteras en Estados Unidos, algunos modelos como el Chevrolet Tahoe, el Ford Expedition o el Jeep Wagoneer no alcanzaron la máxima calificación Top Safety Pick+.

Los SUV grandes no son tan seguros, según las pruebas de choque del IIHS

Para el IIHS, la principal preocupación tiene que ver con la deformación del habitáculo en la prueba de choque frontal, en la que sólo una pequeña parte del vehículo impacta contra un objeto fijo.

Por ejemplo, el Wagoneer obtuvo una buena calificación en esta prueba, mostrando sólo una pequeña intrusión en el espacio para los pies del conductor y el pasajero del asiento delantero. Sin embargo, los resultados demuestran que existe un riesgo moderado de lesiones en el pie y tobillo izquierdos del conductor.

La IIHS explica por qué no lanza los vehículos a alta velocidad en sus test de choque

En el caso del Tahoe, la calificación fue sólo aceptable. La colisión provocó que el habitáculo se doblara hacia la parte inferior, tanto en la prueba del conductor como en la del pasajero. La intrusión fue suficiente para presentar un riesgo sustancial de lesiones en la parte inferior de la pierna para el conductor y un alto riesgo de lesiones en el pie derecho para el pasajero. También existía un riesgo moderado de lesiones en la pierna izquierda del pasajero.

El peor resultado fue para el Expedition, que se tuvo que conformar con una calificación marginal en esta prueba. Además de la amplia intrusión en el habitáculo, la columna de dirección del SUV se desprendió parcialmente y el pilar A se separó del panel lateral. El IIHS determinó un alto riesgo de lesiones en la pierna derecha del conductor y un riesgo moderado en la izquierda. Los daños en el lado del acompañante no fueron tan graves.

¿Y en los pasajeros de la segunda fila?

SUV grandes no son tan seguros

El IIHS también actualizó su prueba de choque moderado para incluir métricas sobre los pasajeros de la segunda fila y ninguno de los modelos analizados consiguió una buena calificación. En los casos del Wagoneer y el Expedition fue marginal, con dummies de prueba que mostraron un “riesgo bastante alto de lesiones en el pecho” debido a las fuerzas del cinturón de seguridad.

En cuanto al Tahoe, el dummie mostró un alto riesgo de lesiones en la cabeza y el cuello, lo que le valió una mala calificación. Además, el todocamino de Chevrolet recibió también una mala calificación en los faros, debido al excesivo deslumbramiento a los demás conductores y la falta de visibilidad de las luces de posición en el lado derecho del vehículo.

La mayoría de coches del segmento C no son seguros para los pasajeros traseros, según el IIHS

“Estos resultados desalentadores demuestran que algunos vehículos populares siguen estando por detrás en el cumplimiento de las normas de seguridad más avanzadas. La buena noticia es que el mejor resultado de esta clase demuestra que los fabricantes de automóviles pueden solucionar fácilmente estos problemas”, afirmó Raúl Arbeláez, vicepresidente del Centro de Investigación de Vehículos del IIHS.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.