La firma japonesa lanza al mercado la segunda generación de su ‘superventas’, modelo del que hemos realizado la prueba. El Subaru XV 2018 entra en escena con una renovación completa y con una nueva plataforma que será la base para los próximos modelos de la marca nipona. Su llegada a los concesionarios está prevista para finales de diciembre, con un precio de salida de 21.900 euros, cifra que incorpora un descuento de 1.400 euros.

el diseño afilado de Los faros hacen el frontal más deportivo

Respecto a su predecesor, que salió a la venta en 2012 y que recibió un lavado de cara en 2016, da un gran salto de calidad en todos los apartados para situarse en lo más alto del segmento. Exteriormente, mantiene la identidad del anterior modelo, aunque ahora ofrece un aspecto más elegante que le otorga mayor empaque y categoría. Los faros delanteros, con un diseño más afilado, hacen el frontal del XV más deportivo. Asimismo, y cual easter egg, las luces diurnas de tipo LED trazan un dibujo que simulan los pistones de su motor bóxer -estos faros pueden equipar luces adaptativas y un asistente de cambio de largas a cortas-. En la parte posterior, también encontramos novedades en el paragolpes y en los pilotos, todo ello para dar una mayor sensación de anchura y robustez.

Prueba Subaru XV 2018 2.0 Executive Plus

Para incrementar aún más el atractivo del XV, ahora hay nuevos modelos de llantas de aleación que están disponibles con medidas de 17 y 18 pulgadas. Por otra parte, la carrocería ofrece una paleta de nueve colores diferentes, de los cuales dos de ellos son nuevos: Sunshine Orange y Cool Gray Khaki. Los otros siete colores son Crystal White Pearl, Dark Blue Pearl, Dark Grey Metallic, Crystal Black Siliac, Ice Silver Metallic, Pure Red y Quartz Blue Pearl.

La nueva plataforma modular de Subaru, que es considerablemente más rígida que la del anterior modelo, permite que el aprovechamiento del espacio interior sea mucho mejor sin que se hayan tenido que incrementar las dimensiones exteriores. Si hablamos en números, la longitud total del nuevo XV crece en 15 mm hasta situarse en 4.465 mm, aunque la distancia del centro de cada rueda a los paragolpes delantero y trasero es más corta (5 y 10 mm, respectivamente). La clave está en que la distancia entre ejes ha aumentado 30 mm —de 2.635 a 2.665 mm—, una modificación que permite un mayor espacio longitudinal para los pasajeros traseros.

interior Subaru XV 2018

El maletero también sale beneficiado de este crecimiento a lo ancho, con 7 mm más en la zona de carga. No obstante, es muy importante destacar que el rediseño del portón trasero trae consigo una ventaja adicional importante: la anchura disponible para introducir objetos en él es ahora de 1.039 mm (+9 mm) en su punto máximo y de 1.034 mm (+100 mm) en la base de carga. La capacidad del maletero del Subaru XV viene determinada por el tipo de rueda de repuesto; en caso de escoger un neumático normal, se conservan los 310 litros con los respaldos traseros en su posición normal y 765 litros (+24 litros) con los respaldos abatidos. En caso de llevar una rueda de emergencia, hay 345 litros disponibles (+5 litros) o 795 (+24) con los respaldos abatidos. Por último, con un kit antipinchazos, la capacidad es de 385 (+5) o de 835 (+24 litros). Por supuesto, el respaldo de los asientos traseros es abatible por partes asimétricas 60/40.

Si los niveles de calidad en el anterior modelo ya eran elevados, ahora mejoran considerablemente para poner el listón muy alto dentro de su segmento. La presentación de todos los guarnecidos del habitáculo es, sencillamente, impecable. Ahora hay un mayor número de materiales acolchados y, la sensación de buen ajuste entre piezas y solidez, es sobresaliente.

pasa de esas engorrosas pantallas táctiles desde las que se manejan todo

Ante los ojos del conductor destaca el nuevo volante multifunción, que está forrado en piel y cuenta con un diámetro ligeramente menor que antes -de 375 mm se ha pasado a 370 mm-. A diferencia de otros modelos de la competencia, Subaru se desmarca, con muy buen criterio, para ofrecer un interior sencillo, muy funcional y fácil de utilizar. Gracias a ello, no encontramos engorrosas pantallas táctiles para manejarlo todo. Sí que es cierto que quedan muy bien de cara a la galería, pero terminan siendo una pesadilla para gestionar hasta la función más sencilla. En el Subaru XV 2018 de la prueba encontramos un cuadro de instrumentos tradicional que se lee a la perfección y que presenta los relojes físicos habituales, y una pequeña pantalla multifunción que viene a completar toda la información de vehículo. En la parte alta del salpicadero, culminando la consola central, hay una pantalla de 8 pulgadas que destaca por su funcionalidad y fácil manejo. Por último, los mandos de la climatización, que se sitúan justo debajo de esta pantalla, son giratorios y de generoso tamaño para que se pueda acceder muy bien a ellos y para que el manejo sea rápido y eficaz.

Prueba Subaru XV 2018 2.0 Executive Plus

En términos prácticos, se ha previsto un hueco para smartphones, un posavasos más sencillo de usar y una bandeja central portaobjetos. Bajo el apoyabrazos, se ha rediseñado completamente el interior de la guantera central, con formas más regulares para aumentar su capacidad pero conservando los puertos USB y Aux, así como la toma de corriente de 12V.

La gama de motores del nuevo Subaru XV está compuesta por dos mecánicas de gasolina de 1.6 y 2.0 litros, con 114 y 154 CV de potencia, respectivamente. Los dos cumplen con la normativa de emisiones Euro6C y, por supuesto, ambos son cuatro cilindros bóxer y ahora disponen de sistema Auto Stop Start, lo que contribuye a reducir consumo y emisiones de manera significativa. Los dos propulsores van unidos al cambio de variador continuo CVT Lineartronic que es ahora 7,8 kilos más ligero.

nuevo Subaru XV maletero

El XV se comercializa con cuatro niveles de acabado: Sport, Sport Plus y Executive para el 1.6 y Sport Plus, y Executive Plus para el 2.0. El equipamiento de serie en todas las versiones incluye elementos como el sistema de ayuda a la conducción EyeSight, control dinámico del vehículo VDC, Active Torque Vectoring, X-Mode con control de descenso, climatizador automático con filtro antipolvo, 7 airbags incluido el de rodilla para el conductor, asientos delanteros calefactables, sistema de información y entretenimiento compatible con Apple Car Play y Android Auto y conexión Bluetooth reconocimiento por voz Siri Eyes Free, control de crucero y de crucero adaptativo, freno de mano eléctrico con ayuda al arranque en cuesta, volante multifunción con mandos de control de audio, sensores de luces y de lluvia, Bluetooth, conectores USB y auxiliar, ordenador de a bordo y respaldos traseros plegables 60:40.

El acabado Sport Plus añade cámara de visión trasera, faros delanteros y traseros LED con función adaptativa los delanteros, retrovisores eléctricos plegables, ventanillas traseras tintadas, barras de techo, pedales de aluminio, volante y palanca de cambios forrados en cuero con costuras naranjas, espejos de cortesía para conductor y acompañante, reposabrazos trasero con dos posavasos, climatizador dual con filtro antipolvo con ajuste por voz, pantalla central de 8” con equipo de audio con 6 altavoces, sistema de información y entretenimiento Subaru Starlink, doble puerto USB y display multifunción con pantalla LCD de 6,3”.

pantalla sistema infoentretenimiento Subaru XV 2018

Por último el acabado Executive incluye sistema de detección de vehículo trasero y ángulo muerto SRVD, asistente de haz de luz HBA, llave de acceso inteligente con botón de arranque y acceso mediante código PIN. Por su parte, el acabado tope de gama Executive Plus añaden techo solar eléctrico, asientos de cuero con costuras naranjas y asiento del conductor ajustable eléctricamente en ocho posiciones con memoria. Por último, las versiones con motor 2.0 cuentan con llantas de aleación de 18” (17” para los 1.6) y cambio Lineartronic con levas en el volante

Prueba Subaru XV 2018 2.0 Executive Plus

La primera sensación que he tenido en esta primera toma de contacto, es que el Subaru XV es un producto más refinado y de superior calidad. Desde que uno abre la puerta por primera vez, nota al instante que los ingenieros de la marca se han preocupado para que este modelo transmita agrado. La apertura de las mismas está muy cuidada y, el correspondiente cierre, está perfectamente amortiguado. Ya dentro, tal y como he comentado con anterioridad, la sensación de solidez y calidad está muy por encima de modelos equivalentes. Los asientos son muy agradables y recogen el cuerpo a la perfección sin que encontremos lagunas en ninguna de sus zonas. La posición al volante también está cuidada para que adoptemos la postura adecuada sin ‘trastear’ demasiado con los diferentes reglajes del asiento y el volante.

Subaru XV 2018 vadeando un río

Ya en marcha, la calidad de rodadura es sobresaliente, pues la suspensión amortigua perfectamente cualquier tipo de imperfección sin responder con bruscas sacudidas, ruidos o incómodos balanceos. El XV siempre se mantiene aplomado, pero tratando con mimo a todos sus ocupantes y con una suavidad en su rodadura difícil de alcanzar. Cuando llegan las curvas, el SUV de Subaru es un coche preciso en los giros y eficaz en todo tipo de trazados. Además, ofrece una elevadísima sensación de seguridad, una ligereza que nos hace pensar que estamos conduciendo un coche de mayor tamaño y una facilidad de conducción que nos permite ir rápido teniendo la certeza de que lo tenemos todo bajo control.

prueba nuevo Subaru XV 2018

Pero cuando se abandona el asfalto, es el momento en el que la nueva generación da el salto de calidad definitivo para desmarcarse de sus competidores, y lo hemos corroborado durante la prueba del nuevo Subaru XV. Además de disfrutar de una suspensión que absorbe absolutamente todo a la perfección, no es un coche que responda con cabeceos acusados, lo que es muy de agradecer. Para conseguir la mejor motricidad posible, el sistema de tracción permanente Symmetrical AWD realiza un trabajo impecable.

El Subaru XV de la prueba es el SUV más capaz de la categoría

Para adentrarse en las peores condiciones posibles y situarse como el SUV más capaz de la categoría, el XV cuenta con una altura libre al suelo de 221 mm —la mejor cifra entre sus rivales—, así como unos excelentes ángulos de ataque (18º), salida (29º) y ventral (21,6º y 21,9º con llantas de 17” y 18”, respectivamente).

prueba off-road nuevo Subaru XV 2018

A estas cualidades ya conocidas de la generación anterior, hay que añadir el sistema X-Mode, se serie en toda la nueva gama XV. Basta con pulsar un botón para mejorar el comportamiento todo-terreno del vehículo en superficies en mal estado, ya que optimiza y coordina la respuesta del motor, del sistema Symmetrical AWD y de los frenos. Además, al activar X-Mode también se activa el control de descenso de pendientes (HDC) para mantener constante la velocidad del vehículo ante una pendiente en descenso.

El motor de la prueba, el 2.0 litros de cuatro cilindros y tipo bóxer, recibe una profunda remodelación en el 80 por ciento de sus componentes, todo ello para buscar una mayor rigidez y ligereza -también se ha incrementado la relación de compresión, de 10,5:1 a 12,5:1-. Sin embargo, el cambio más significativo viene dado por el paso a un sistema de inyección directa de gasolina. Con todas estas modificaciones, esta motorización rinde ahora 154 CV a 6.000 rpm frente a los 150 CV a 6.200 rpm del anterior. El par máximo se mantiene en 196 Nm (20,0 mkg), aunque está disponible a un régimen inferior (4.000 rpm en lugar de 4.200), mejorando de esta manera el agrado de uso y logrando una respuesta más suave y progresiva. El resultado no es solo un motor más potente y agradable de utilizar, sino también más eficiente. Por prestaciones y eficiencia es un motor más que satisfactorio, pues permite que el XV ofrezca una velocidad máxima de 194 km/h (antes 187), una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,4 segundos (antes 10,7), un consumo medio de 6,9 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 155 g/km.

Subaru XV 2018 2.0 Executive Plus

Ficha técnica Subaru XV 2018 2.0 Executive Plus
Motor Cilindrada 1.995 cc
Cilindros Bóxer 4 cilindros
Potencia Máxima 156 CV / 6.000 rpm
Par Máximo 196 Nm / 4.000 rpm
Transmisión Caja de Cambios Automático, variador continuo CVT
Tracción Total
Suspensión Delantera McPherson / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
Dimensiones Longitud 4.465 mm
Anchura 1.800 mm
Altura 1.595 mm
Distancia entre Ejes 2.665 mm
Alimentación Tipo de Alimentación Inyección directa
Peso Peso 1.440 kg
Prestaciones Velocidad Máxima 194 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 10,4 seg
Consumos Urbano 8,7 l/100 km
Extraurbano 5,8 l/100 km
Combinado 6,9 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 155 g/km (Euro 6)
Precio Precio Oficial 28.200 euros

 

Prueba off-road Subaru XV 2018

Valoración
Puntuación
9
Compartir
Artículo anteriorSuzuki Vitara Toro, con el respaldo de Osborne
Artículo siguientePRUEBA: Mercedes G 350 d

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.