Los que seguimos la actualidad del mundo del automóvil estamos viendo como cada vez más marcas de origen chino deciden desembarcar en nuestro mercado. Una de las últimas en sumarse a la ya extensa lista es Seres, una compañía de relativamente reciente creación (2016) que en realidad nace a partir de otra con más tradición en el continente europeo, DSFK.

El Seres 5 de la prueba se posiciona como el buque insignia de la firma, al menos hasta que se produzca el lanzamiento del Seres 7. Es un SUV de 4.710 mm de longitud, por lo que tiene un tamaño similar al de un Tesla Model Y (prueba) o un Ford Mustang Mach-E (prueba). Y como estos, está disponible exclusivamente con sistemas de propulsión 100% eléctricos.

La peculiaridad de este todocamino es que tiene un precio de venta de 63.500 euros en el caso de la unidad probada, que es la más ‘asequible’ de la gama. Una suma que le sitúa por encima de cualquiera de las versiones del Model Y, incluyendo las más potentes; y también sobre las variantes de acceso a la gama del eléctrico de Ford. Una circunstancia que nos sirve de referencia para juzgar lo que podemos esperar de este Seres 5.

Un exterior atractivo y un interior sorprendente

Prueba Seres 5 2WD trasera

Está claro que el Seres 5 es un SUV llamativo. Y no porque lo diga yo, que también, sino porque durante la semana que he pasado conduciendo este modelo han sido numerosos los comentarios que he recibido en este sentido. Es un coche que entra por los ojos gracias a unas proporciones exteriores estilizadas y con bastante personalidad.

En el frontal destacan esos faros de ledes con sus correspondientes luces diurnas, que se extienden hacia abajo en forma de ‘L’. Su largo capó y su inclinado parabrisas aportan músculo al frontal, al igual que la marcada y voluptuosa línea de cintura. La vista lateral es igualmente imponente, con amplios pasos de ruedas rellenados con unas generosas llantas de 20 pulgadas (con neumáticos en medida 255/45 R20) o unas manetas para abrir las puertas que quedan enrasadas con la carrocería cuando no son necesarias.

Prueba Seres 5 2WD interior

Mención especial merecen las ventanillas, que presentan forma de lágrima y cuentan con una sección inferior que describe una clara línea ascendente una vez superado el pilar B. Esto suma puntos a nivel visual con la contrapartida de que resta visibilidad desde los asientos traseros. En cuanto a la zaga, está dominada por unos pilotos con formas horizontales que quedan unidos entre sí mediante un añadido que recorre el ancho completo del portón del maletero.

El habitáculo me ha sorprendido tanto por su diseño, muy minimalista, como por la calidad y solidez de construcción que transmite. El salpicadero está presidido por la generosa pantalla del sistema de información y entretenimiento, de 15,6 pulgadas. Es táctil y desde ella se controlan todas las funciones del coche, pudiendo personalizar accesos rápidos y ofreciendo un funcionamiento fluido. Es compatible tanto con Android Auto como con CarPlay de Apple.

Prueba Seres 5 2WD asientos

Se combina con una segunda pantalla de 12,3 pulgadas que hace las veces de cuadro de mandos. Proporciona poca información en comparación con algunos de sus rivales, pero lo bueno es que lo esencial es fácilmente legible, por lo que no tendrás dificultades para conocer los datos básicos de un vistazo rápido. Datos que, por cierto, se duplican directamente en tu campo de visión gracias al Head-Up Display que monta como parte del equipamiento de serie.

Porque de tecnología va sobrado, con hasta 18 asistentes de conducción diferentes y funciones tan interesantes como el llamado modo relax, pensado para crear un atmósfera acogedora en el habitáculo. También cuenta con una cámara de a bordo (o ‘dashcam’) con la que podrás grabar tus recorridos o tomar fotos. Esa información se almacena en una tarjeta de memoria que lleva integrada en la propia moldura del retrovisor interior.

La técnica

Prueba Seres 5 2WD portón maletero

Hablamos de un coche eléctrico equipado con una batería LFP (litio hierro fosfato) con una capacidad de 80 kWh, que es la misma para las dos versiones del Seres 5 disponibles: 2WD y 4WD. En la primera se anuncia una autonomía en ciclo mixto WLTP de 500 kilómetros, mientras que en la segunda esa cifra se reduce a 483 kilómetros.

Esta batería admite cargas en corriente continua de hasta 100 kW, una cifra más baja que sus competidores. En esta circunstancia y según la marca, necesita 45 minutos para pasar del 30 al 80%. En corriente alterna la potencia máxima de carga es de 11 kW, invirtiendo 4,5 horas para realizar la misma operación.

Prueba Seres 5 2WD llantas

Una particularidad de la batería del Seres 5 es que es bidireccional, por lo que puede usarse también para alimentar otros dispositivos o incluso cargar un coche eléctrico gracias a los hasta 3,3 kW que es capaz de suministrar.

La unidad que hemos probado, el Seres 5 2WD, equipa un único motor eléctrico ubicado en el eje trasero que desarrolla una potencia de 220 kW (299 CV) y un par motor de 420 Nm. Un rendimiento suficiente para que logre una aceleración de 0 a 100 km/h de 6,8 segundos y para que alcance una velocidad máxima de 180 km/h.

Prueba Seres 5 2WD morro

El tope de gama, el Seres 5 4WD, cuenta con dos motores eléctricos. El trasero es idéntico al del 2WD (299 CV y 420 Nm), mientras que el delantero produce 210 kW (285 CV) y 520 Nm de par. Así, la potencia total combinada alcanza los 430 kW (584 CV) y el par motor, los 940 Nm. Datos que permiten que llegar a los 100 km/h desde parado en 4,2 segundos, con una punta de más de 200 km/h.

Aunque cuenta con muelles helicoidales convencionales y amortiguadores pasivos que no ofrecen posibilidades de ajuste, presenta unos esquemas de suspensión elaborados con multitud de componentes construidos con aluminio. La dirección es de asistencia eléctrica y como suele ser habitual, no transmite prácticamente nada de lo que está sucediendo con los neumáticos delanteros.

Prueba del Seres 5 2WD

Prueba Seres 5 2WD delantera movimiento

Mi primera experiencia en marcha con este Seres 5 fue desde el asiento del copiloto. Nunca antes había visto el coche ni por dentro ni por fuera y lo cierto es que me sorprendió mucho. El diseño exterior, especialmente la vista lateral, me pareció muy dinámico y me dejó claro que no estaba ante un SUV más. Y el habitáculo es igualmente aparente, con materiales vistosos y unos ajustes muy buenos.

De hecho, estos son tan correctos que sacan a relucir otros detalles cuando nos ponemos en marcha. Como por el ejemplo, que el sonido aerodinámico -de viento- que viene del parabrisas es muy notable en comparación con el que llega a través de las ventanillas laterales laminadas o del que proviene de la rodadura.

Prueba Seres 5 2WD trasera movimiento

Quitando eso, la primera impresión como pasajero fue buena. Pero tras este trayecto inicial, llega el momento de ponerme a los mandos. Me resulta sencillo encontrar una postura de conducción agradable y la visibilidad es buena hacia adelante, aunque no tanto hacia atrás precisamente por la forma de sus ventanas laterales.

El asiento me parece cómodo con la contrapartida de que no sujeta mucho el cuerpo. Además, el hecho de que hayan elegido equipar unos reposacabezas con un diseño raro para lo que suele ser habitual, con unos salientes en los extremos que parecen pensados más para que te sujeten la cabeza si te duermes que para conducir, tampoco termina de convencerme.

Prueba Seres 5 2WD frontal movimiento

Las prestaciones, para estar ante un vehículo con 299 CV y 420 Nm, me parecen justas. No tiene la patada instantánea que poseen otros coches eléctricos de potencia similar, posiblemente porque los ingenieros de la marca han optado por una programación que favorezca una entrega inicial de potencia suave.

En el modo de conducción “Ahorro de energía”, uno de los cinco disponibles, esta característica se exagera todavía más. Hay que ser muy preciso con el pie derecho para no ir dando tirones, pues la capacidad de regeneración cuando comienzas a soltar el acelerador es contundente en relación a lo que ofrece cuando lo pisas. En el modo “Confort” esto se suaviza, por lo que es el que acabé usando con más frecuencia.

Prueba Seres 5 2WD volante

Es complicado llegar a los 500 kilómetros de autonomía que anuncia la marca. Siendo realistas es mejor pensar en un alcance de alrededor de 350 kilómetros entre cargas, pues el consumo medio durante la prueba se ha situado en unos 21 kWh/100km. Un dato que obtuve practicando una conducción normal.

Hay varios detalles que me han parecido mejorables. Por ejemplo, el asistente de luces largas, que las enciende o apaga automáticamente teniendo en cuenta la presencia de vehículos a los que podamos deslumbrar, no funciona nada bien. Las conectaba cuando tenía otros coches delante y esto sucedía en condiciones de buena visibilidad y en línea recta, situación en las que otros sistemas similares no suelen fallar. Pero esto y el resto de pegas que encontrado se pueden solucionar con una actualización del software.

Prueba Seres 5 2WD tirador puerta

En definitiva, el Seres 5 2WD que he probado me ha parecido un buen producto pero con un precio de venta demasiado alto para lo que ofrece en comparación con la competencia. Con una tarifa más atractiva estoy seguro de que gozaría de cierto éxito, pero es difícil justificar el gasto extra que supone frente a rivales como los mencionados Tesla Model Y o Ford Mustang Mach-E.

Ficha técnica Seres 5 2WD 80 kWh
Motor Tipo Eléctrico, síncrono de imanes permanentes
Cambio Pares de engranajes
Potencia máxima 299 CV (220 kW)
Par máximo 420 Nm
Autonomía Kilómetros 500 km (WLTP en ciclo combinado)
Batería Tipo Acumulador de litio hierro fosfato
Capacidad bruta: 80 kW
Tiempo de carga 45 minutos para pasar del
30 al 80% con 100 kW en CC
Suspensión Delantera Paralelogramo deformable
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Trasera Multibrazo
Resorte helicoidal
Barra estabilizadora
Frenos Delanteros Discos ventilados
Traseros Discos ventilados
Dimensiones Longitud 4.710 mm
Anchura 1.930 mm
Altura 1.620 mm
Distancia entre ejes 2.875 mm
Maletero Volumen 367 litros con 5 plazas
67 litros maletero delantero
Peso Peso 2.220 kg
Prestaciones Velocidad máxima 180 km/h
Aceleración 0-100 Km/h 6,8 segundos
Consumo Combinado 15,2 kWh/100 km
Velocidad baja N.D.
Velocidad media N.D.
Velocidad alta N.D.
Velocidad muy alta N.D.
Emisiones Emisiones de CO2 0 g/km – Etiqueta 0
Precio Precio oficial 63.500 euros

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.