El coche de la prueba, el Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán, es uno de esos modelos a los que cuesta encontrarle pegas. Porque hace muy bien todo lo que te propongas: es versátil gracias a sus cuatro puertas y a su maletero de 420 litros; es muy divertido de conducir gracias a su puesta a punto y a su motor de 306 CV, que además tiene un sonido embriagador; es muy cómodo y tiene una carga tecnológica abrumadora; y tiene un diseño exterior e interior de lo más atractivo.

Mercedes Vision EQS Concept: adelanto de la versión eléctrica del Clase S

He puesto a prueba el Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán aprovechando la celebración de los Mercedes-Benz Test Days 2019. Un evento, que se celebra anualmente, en el que la marca alemana pone a disposición de los periodistas algunas de sus últimas novedades y en el que expone cómo ha ido el año para la compañía. Un ejercicio, 2019, que ha sido especialmente dulce y en el que por ahora parece que van a acabar por delante de sus dos principales rivales (Audi y BMW) en lo que a cifra de ventas se refiere.

Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán, la versión de acceso AMG

Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán trasera

Ya habíamos tenido la oportunidad de probar el Mercedes Clase A Sedán, un modelo que consiguió conquistarnos gracias a su gran equilibrio general. Así que como imaginarás, queríamos saber qué pasaría si a esa apetecible ‘receta’ de Mercedes-Benz le añadimos una serie de ingredientes AMG, tales como una puesta a punto específica o un motor 2.0 turbo modificado por el departamento de altas prestaciones de la compañía de la estrella.

Por eso en esta prueba del Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán me voy a centrar en las diferencias que hay entre este modelo y un Clase A Sedán convencional. Si quieres conocer más detalles del habitáculo o del equipamiento, te recomiendo que leas el completo artículo que publicó recientemente mi compañero Víctor Delgado.

Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán lateral

El corazón del Mercedes-AMG A 35 Sedán que pruebo es una mecánica de cuatro cilindros que ha sido desarrollada a partir de la familia de motores M 260 de la gama del nuevo Mercedes Clase A (prueba). Cuenta con un bloque de fundición de aluminio inyectado a presión, que hace que sea ligero y resistente y que contribuye a reducir el peso en una zona crítica. Está sobrealimentado con un turbo de doble entrada y cuenta con un intercooler refrigerado con agua con los que produce 306 CV de potencia y 400 Nm de par.

Este propulsor se asocia a una caja de cambios de doble embrague de siete relaciones que cuenta con unos desarrollos pensados para aumentar la agilidad, aunque su séptima velocidad es lo suficientemente larga como para mantener consumos razonables a velocidades sostenidas. Además, ofrece de serie la función Race-Start, el control de salida desde parado, con el que es posible lograr una aceleración de 0 a 100 km/h de tan solo 4,7 segundos.

Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán motor

Este cambio se combina con el sistema de tracción integral variable AMG Performance 4Matic, que cuenta con un sistema de acoplamiento de discos ubicado en el eje trasero accionado electromecánicamente y que es capaz de distribuir la potencia en una proporción de hasta el 50:50 entre ambos trenes.

Otra característica mecánica destacada y que ha llamado poderosamente mi atención durante la prueba del Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán es su sistema de escape AMG. Este es de desarrollo específico y cuenta de serie con una mariposa que, en función del programa de conducción seleccionado, permite que sea silencioso o que emita un sonido de lo más estimulante, con llamativos ‘petardeos’ al reducir o levantar el pie del acelerador.

Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán escape

Las modificaciones llevadas a cabo en este Clase A Sedán para que sea más deportivo continúan en el chasis. Podemos encontrar, por ejemplo, refuerzos de aluminio adicionales en el frontal y este mismo material también se ha utilizado en diversos componentes de la suspensión, con lo que se reduce la masa suspendida. AMG ha instalado soportes más rígidos en el eje trasero, que además cuenta con múltiples componentes específicos, tales como los brazos transversales y longitudinales o los cojinetes.

También ha ajustado la geometría del tren delantero para que se reduzca la influencia del motor en la dirección. Un elemento que, por cierto, dispone de una cremallera especial con desmultiplicación variable. Altera su respuesta en función del modo de conducción, pasando a ser más dura en las opciones más dinámicas o más blanda cuando seleccionamos el más confortable. Y ya que hablo de las opciones del AMG Dynamic Select (el selector de modos de conducción), decirte que ofrece hasta cinco posibilidades: Calzada resbaladiza, Comfort, Sport, Sport)+ e Individual.

Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán salpicadero

Una de las ventajas de este sistema es que ahora integra el llamado AMG Dynamics, un programa electrónico que, mediante la aplicación selectiva de los frenos, ayuda a mejorar la estabilidad (Calzada resbaladiza y Comfort) o a aumentar el dinamismo (Sport y Sport+). Otros detalles destacados del A 35 Sedán de la prueba son sus frenos de alto rendimiento con pinzas fijas de cuatro pistones y discos ventilados de 350 mm en el eje delantero. Un equipo de frenos que, según Mercedes-Benz, es equiparable al que montaba el anterior Mercedes-AMG A 45 (prueba), aunque se trata de un conjunto totalmente nuevo.

Prueba del Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán

Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán trasera movimiento

No es un producto ‘full’ AMG, pero como has visto, este A 35 4Matic Sedán cuenta con suficientes características específicas para que sea mucho más que un Clase A Sedán. Eso sobre el papel, porque una vez que arrancas su motor y te pones en movimiento lo único que te preguntas es: ¿si este A 35 es así de rápido y ágil, cómo será el A 45? Un coche, el A 45 Sedán, que por ahora no existe, pero sí el A 45 normal y los CLA 45…

Cuando accedes al habitáculo de esta berlina compacta deportiva te encuentras con un espacio tan atractivo y tecnológico como el del resto de la gama, pero con pequeños detalles de carácter deportivo. El volante con mandos digitales AMG, el cuadro de mandos digital con diseños específicos, los pedales, los asientos, las molduras de protección de los umbrales de las puertas… hay muchos elementos que te dejan claro que este coche es especial.

Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán zaga

Pulso el botón de arranque y el motor cobra vida con discreción. Durante los primeros kilómetros, mientras espero con paciencia a que todos los elementos alcancen la temperatura óptima de funcionamiento, el Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán de la prueba demuestra que puede ser un vehículo muy dócil. Circulando a ritmo tranquilo, con los amortiguadores del AMG Ride Control opcional ajustados en su modo más blando, resulta un coche muy confortable.

En modo Comfort, el sistema de parada y arranque automático del motor apaga la mecánica cada vez que te detienes para ahorrar combustible. A esto último también contribuye el excelente coeficiente aerodinámico del modelo, uno de los mejores de cualquier automóvil de producción en serie (un Cx de 0,22). Al igual que la caja de cambios, que se apresura en pasar a una relación más larga y que tiene una séptima velocidad que permite que la mecánica gire muy baja de vueltas cuando circulamos por autovía.

Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán asientos

Abandono las vías rápidas y pongo rumbo a una carretera secundaria revirada. Ajusto el AMG Dynamic Select al modo Sport+, pongo la caja de cambios en modo manual y me dispongo a explorar las prestaciones y el comportamiento de este A 35 Sedán. De entrada, me sorprende el tono que adquiere el motor gracias al escape regulable, lo que me invita a realizar constantes reducciones con las que me obsequia con sonoras explosiones.

La dirección se vuelve más pesada y directa, los amortiguadores más rígidos y el propulsor todavía más contundente en su forma de entregar la potencia y el par. La capacidad con la que gana velocidad es sorprendente, especialmente cuando pisas el pedal del acelerador en mitad de una curva lenta. Es ahí cuando descubres que el sistema de tracción AMG Performance 4Matic puede trasladar toda la fuerza al suelo sin que se pierda nada por el camino.

Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán habitáculo

Al Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán no se le atragantan los giros lentos y los cambios de dirección rápidos, más bien al contrario. No hay rastro de subviraje, el morro sigue fielmente las órdenes que recibe a través del volante y enseguida te encuentras circulando a un ritmo muy superior al que impone la ley. Así que toca frenar y eso también se le da bien, porque tiene unas pinzas que ‘muerden’ con fuerza y unos discos con un diámetro generoso que además están ventilados en los dos ejes.

En definitiva, este sedán ofrece un gran equilibrio entre confort de marcha y agilidad. Es muy rápido, es divertido de conducir a un ritmo ligero y tiene un diseño exterior e interior de lo más atractivo. Por eso si tuviera que elegir entre este modelo y su rival más directo, el Audi S3 Sedán, no tendría ninguna duda de con cuál de los dos me quedaría: el A 35 Sedán. No es que el de los cuatro aros sea malo, ni mucho menos, pero es que el A 35 hace todo un poquito mejor.

Ficha técnica Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán
MotorCilindrada1.991 cc
Cilindros4 en línea
Potencia máxima306 CV / 5.800 – 6.100 rpm
Par máximo400 Nm / 3.000 – 4.000 rpm
TransmisiónCaja de CambiosAutomático de doble embrague con 7 relaciones
TracciónTotal
SuspensiónDelanteraTipo McPherson / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
TraseraParalelogramo deformable / Resorte helicoidal / Barra estabilizadora
DimensionesLongitud4.549 mm
Anchura1.796 mm
Altura1.446 mm
Distancia entre ejes2.729 mm
AlimentaciónTipo de alimentaciónInyección directa. Turbo. Intercooler
PesoPeso1.570 kg
PrestacionesVelocidad máxima250 km/h
Aceleración 0-100 Km/h4,7 seg
ConsumosUrbanoN.D.
ExtraurbanoN.D.
Combinado7,7 l/100 km
EmisionesEmisión CO2173 g/km
PrecioPrecio Oficial58.900 euros

Imágenes: Fabricante

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.