PRUEBA: Honda Civic 1.0 Turbo

El nuevo Honda Civic es un coche que quiere ser global, quiere ser un coche equilibrado, que guste a todos. Hoy pruebo el Honda Civic 2017 1.0 turbo, el que equipa el pequeño motor de tres cilindros y un litro de cilindrada, para ver si es el coche redondo que quiere ser.

Empiezo esta prueba del Honda Civic 1.0 Turbo echando un vistazo al morro, a la tira de LED de sus renovados grupos ópticos que fueron expuestos en el Civic Sedán 2016 (prueba). Por delante me gusta, se ve moderno, afilado, con empaque. Creo que todavía no he encontrado a nadie que haya mirado la parte trasera con deseo. Es sin duda su punto más problemático. No obstante, creo que hay que entender la historia del Honda Civic y su particular manera de comprender el mundo.

Y es que llevamos años en los que el Civic siempre se ha mostrado con un diseño particular, arriesgado, como puedes ver en la prueba del Civic del modelo de 2012. ¿Te acuerdas del de 2006 y su aspecto de nave espacial? Incluso el interior se mostraba tremendamente moderno y diferente al resto. Ser diferente a veces mola, pero en cuanto a coches, las listas de ventas afirman que las cosas raras no suelen triunfar. Esta nueva generación creo que es menos atrevida, pero todavía sigue siendo estéticamente diferente, realmente un soplo fresco a los compactos alemanes del Grupo Volkswagen o a los de las marcas francesas.

Prueba Honda Civic 1.0 Turbo

Entro en su habitáculo y me encuentro con un interior muy sólido, con un diseño, aquí sí, algo más tradicional. La verdad es que me gusta su aspecto, me encanta la sensación de solidez general del coche, aunque hay cosas que tiran para atrás desde el minuto cero: como por ejemplo los ajustes de algunos mandos o ciertos detalles que parecen inamovibles desde hace 15 años. Es un interior japonés y estoy seguro que si vienes de otro Honda te sentirás como en casa desde el primer momento.

Pero sin duda, lo más interesante de esta prueba del Honda Civic 2017 1.0 es su motor: el nuevo tricilíndrico sobrealimentado que la marca ha desarrollado para este compacto. Tiene 988 centímetros cúbicos y cuando abres el capó, ves huecos por todas partes. Es un motor pequeño, cuya función es ofrecer prestaciones decentes para la inmensa mayoría y un consumo de risa. Tiene 129 CV y gracias a un peso total de 1.350 kg parece algo que se puede conseguir. A priori…

interior Honda Civic 1.0 Turbo

Arranco mediante el botón y cobra vida con un sonido extraño. El motor podría estar algo mejor insonorizado y desde el primer momento sientes que estás ante un motor diferente. El resto del interior me parece digno de mención: además de la sensación general de solidez, me gusta mucho la habitabilidad interior, con unas plazas traseras muy interesantes: hay que tener en cuenta que el Honda Civic es uno de los coches más grandes del segmento, con 4,518 metros de largo y una batalla que roza los 2,7 metros.

El maletero también es líder de su categoría, con 478 litros, ampliables hasta los 1.267 litros con la banqueta trasera abatida. En general es un coche que cumple perfectamente con su vocación de ser práctico y de gustar a todo el mundo, tanto a un tipo de Kentucky como a uno de Osaka. Ahora bien, hay cosas que deberían darles una nueva pensada, como por ejemplo el interfaz del sistema de entretenimiento: podría ser mucho más sencillo e intuitivo, además de lucir unos gráficos más modernos y actuales. Su funcionamiento, no obstante, no tiene peros importantes.

Prueba Honda Civic 2017 1.0

Prueba Honda Civic 1.0 Turbo: ¿tres cilindros suficientes para ser feliz?

Volvamos a la mecánica y a su comportamiento mecánico. El motor, a bajo régimen de revoluciones, se siente bastante confortable. Sus 200 Nm de par a 2.250 vueltas le dan algo de fuerza en bajos, aunque tampoco sea un prodigio de recuperaciones. Hay algo que me gusta: el tacto del cambio manual de seis velocidades. Hundo el pedal derecho y conforme suben las revoluciones el sonido del motor es cada vez más peculiar. El coche empuja bastante bien, como he dicho al principio. Tiene fuerza de 0 a 50 km/h, aunque a partir de ahí y conforme pasa de las 4.000 vueltas, el motor parece perder fuelle. Es un propulsor con una vida algo corta, pero si utilizas el cambio de manera adecuada y lo mantienes en una franja de revoluciones donde se siente cómodo, el coche responde de manera suficiente para la inmensa mayoría. Ahora bien, el sonido y el refinamiento del motor no es algo que se pueda considerar agradable, especialmente teniendo en cuenta que hay motores diésel realmente económicos que ofrecen un refinamiento mayor.

motor tricilíndrico Honda Civic 2017 1.0 VTEC

En zona de curvas el Civic 1.0 Turbo de esta prueba se siente muy equilibrado. El tarado de la suspensión es algo blando -incluso con los amortiguadores adaptativos en modo deportivo- y en todo momento prioriza el confort. No obstante, en curvas el coche responde muy bien, apoyado en un peso que se mantiene a raya, en una dirección que resulta bastante rápida. No es un coche para ir de tramo, es un coche pensado para circular de manera tranquila del Punto A al Punto B. Es aquí cuando la eficiencia del motor y la nobleza del chasis y de la suspensión salen a relucir. De manera relajada.

Te interesa: Prueba del Honda Civic Type R

Pero tranquilo, si buscas un motor con más ímpetu, siempre puedes optar por el cuatro cilindros de 1,5 litros y 182 CV. Esta prueba del Honda Civic 2017 1.0 concluye con un sabor agridulce. Me ha gustado mucho su equilibrio general, su confort, su solidez y su habitabilidad. Por contra, el motor de tres cilindros, aunque responde en cuanto a prestaciones, es demasiado ruidoso y poco refinado cuando lo subes de vueltas. También podría modernizar y mejorar el aspecto de algunos elementos del interior, aunque si vienes de un coche japonés te sentirás como en casa. ¿Son tres cilindros suficientes para ser feliz? Yo creo que vale la pena ahorrar un poco más y optar por el 1.5 de cuatro cilindros. Sin duda.

Prueba Honda Civic 2017 1.0 VTEC

A destacar A mejorar
Habitabilidad interior Rumorosidad y vibraciones del motor
Solidez y calidad de fabricación Falta de ímpetu en altas revoluciones
Confort de marcha Algunos mandos anticuados

Ficha técnica Honda Civic 1.0 Turbo VTEC
Motor Cilindrada 988 cc
Cilindros 3 en línea
Potencia máxima 129 CV / 5.500 rpm
Par máximo 200 Nm / 2.250 rpm
Transmisión Caja de cambios Manual, 6 velocidades
Tracción Delantera
Suspensión Delantera Tipo McPherson / Resorte helicoidal/ Barra estabilizadora
Trasera Paralelogramo deformable / Resorte helicoidal/ Barra estabilizadora
Dimensiones Longitud 4.518 mm
Anchura 1.799 mm
Altura 1.434 mm
Distancia entre ejes 2.697 mm
Alimentación Tipo de alimentación Inyección directa. Turbo
Peso Peso 1.350 kg
Prestaciones Velocidad máxima 203 km/h
Aceleración 0-100 km/h 10,8 seg
Consumos Urbano 6,1 l/100 km
Extraurbano 4,1 l/100 km
Combinado 4,8 l/100 km
Emisiones Emisión CO2 110 g/km
Precio Precio oficial Desde 20.400 euros

Fotos: Raul Salinas Automotive Photography

Resumen
Fecha de la prueba
Coche probado
Honda Civic 1.0 Turbo
Calificación
41star1star1star1stargray

Tags

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Si desea obtener información sobre definición de cookies en internet pinche aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies