Un Porsche 911 clásico, la visión estética de un diseñador de moda y una restauración única sin reparar en lujos. Esa es la fórmula a la que la marca alemana parece estar abonándose para crear verdaderas obras de arte a partir de su archivo. Y su última maravilla es este Porsche 911 SC restaurado junto a Aimé Leon Dore, una firma neoyorquina famosa por sus colaboraciones, que lo ha convertido en toda una fantasía para amantes de la nostalgia.

Aunque esta casa de moda fundada en 2014 todavía no es muy conocida en España, se ha convertido en una de las actuales sensaciones de la escena neoyorquina y de Instagram, sobre todo a raíz de sus colaboraciones con marcas de zapatillas. De hecho, su fundador, Teddy Santis, acaba de fichar como nuevo director creativo nada menos que de New Balance.

porsche 911 aime leon dore frontal

Y esta no es la primera vez que ambas compañías trabajan juntas en un proyecto de este tipo. En 2020 ya restauraron un 911 Carrera 4 tipo 964, que se exhibió dentro de la Semana de la Moda de Nueva York. En esta segunda ocasión, también se trata de un ejemplar único, que Santis, estadounidense de ascendencia griega, ha querido conectar con los recuerdos más personales de su niñez.

“El diseño del vehículo proviene de mi infancia en las islas griegas. Y de la belleza única de las cosas que mejoran con la edad y con el desgaste en ese entorno”, afirma el diseñador. Por eso eligió, para recrear la atmósfera mediterránea, el clásico tono de pintura ‘Porsche Olive’. El nuevo ‘look’ del Super Carrera (un modelo fabricado entre los años 1978 y 1983) se completa con unos faros auxiliares en el capó, unas espectaculares llantas Fuchs y una baca repleta de objetos, reminiscencia de los viajes de otros tiempos.

porsche 911 aime leon dore interior

Pero el Porsche 911 SC restaurado por Aimé Leon Dore destaca sobre todo por un interior cuidado hasta el último detalle para lograr una sensación de reconfortante familiaridad. ¿El más curioso? Las alfombrillas creadas a partir de retazos de alfombras persas. Y, por si fuera poco, Santis también integró este material en las puertas. Los asientos, restaurados por su fabricante original, Recaro, están rematados por unos respaldos de bolas de esos que gritan nostalgia. E incluso hay fotos antiguas colocadas en la visera del conductor. Huelga decir que todos los materiales están trabajados artesanalmente y a mano.

Porsche Classic invirtió tres años en restaurar este 911 S Targa de 1967

Ahora, este coche único se exhibirá en la ’boutique’ de Aimé Leon Dore en Nueva York hasta el sábado 23 de mayo. Y, al mismo tiempo, la marca de moda lanzará una colección cápsula usando los mismos materiales y motivos que se han empleado en este proyecto. Eso sí, no se ha informado de qué sucederá después con él. ¿Quizás algún afortunado pueda viajar con él hasta las islas griegas?

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.