Rauh-Welt Begriff (RWB) es uno de los preparadores de Porsche 911 más conocidos del mundo, con trabajos sobre modelos clásicos del deportivo alemán que siempre despiertan expectación. En el SEMA Show ha hecho lo que nadie se había atrevido a hacer hasta ahora: crear un 911 eléctrico con su Porsche 911 E-RWB, que combina su aroma retro pero movido por una mecánica de cero emisiones procedente de un Tesla.

La historia del único Porsche 911 Turbo RS, el de Herbert Von Karajan

Concretamente se trata de un motor sacado de un Model S, que desarrolla una potencia de 420 kW (570 CV) y cuenta con una batería de 32 kWh con refrigeración líquida para suministrarle energía. RWB no ha desvelado sus prestaciones más allá de comentar que es más rápido que un deportivo de combustión interna de entorno a 700 CV, ni tampoco ha confirmado cuál es su autonomía.

Otras mejoras con las que cuenta son una suspensión tipo Coilover firmada por Elephant Racing e inspirada en la categoría GT3, y un sistema de frenos de alto rendimiento de StopTech.

Porsche 911 E-RWB

Sin embargo, quitando el apartado mecánico, el resto de elementos del Porsche 911 E-RWB están en la línea de lo visto en los trabajos habituales del preparador. Para la carrocería se ha decantado por el color ‘Ivory Paint’ que la marca alemana empleaba en el año 57, le ha instalado el kit ‘Backdate’ y la conversión ‘Long Hood’, y le ha montado unas llantas BBS de 17 pulgadas con neumáticos Toyo Tires R888R de 245/40 y 315/35 R17.

En el interior llama la atención la jaula antivuelco cromada, pero el ambiente general es clásico gracias a la tapicería mixta de cuero beige y tela estampada a cuadros, los relojes analógicos y el volante con el aro de madera.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.