Superar las condiciones extremas de la Antártida es un desafío al que muchos hombres se han enfrentado a lo largo de la historia. Anteriormente, conocimos el Antarctic Snow Cruiser, un enorme aventurero totalmente equipado con el que el almirante Richard E. Byrd trató de conquistar el Polo Sur en la década de 1930. Ahora, como parte de un rallye alrededor del mundo, un Porsche 356 ha sido equipado por Valkyrie Racing con una pareja de orugas y esquíes.

Mini-Trac (1965), el MINI con orugas que acabó en la Antártida

La prueba forma parte del desafío ‘Project 356 World Rally’, una expedición de 32.000 kilómetros alrededor del mundo autoimpuesta Renee Brinkerhoff con la que busca acabar con la trata de niños. A través del rallye, Renee busca dar voz a su misión global, participando en diferentes rallyes de resistencia reconocidos a nivel mundial, como el Pekín-París y el rallye East African Safari.

Porsche 356 Valkyrie Racing

Sin embargo, el hielo de la Antártida requiere un tipo diferente de preparación y mentalidad para conquistar las condiciones ambientales y climáticas extremas. A lo largo de los kilómetros, Tuthill Porsche ha sido el especialista encargado de poner a punto el 356 de Brinkerhoff. Ahora, Kieron Bradley, un ingeniero de chasis, explorador polar y poseedor de tres récords mundiales, proporcionará los conocimientos necesarios para adaptar el vehículo.

El Porsche 356 de Valkyrie Racing tiene una pareja de orugas y esquíes

Por su parte, Valkyrie Racing es la empresa que se encarga de realizar esta atípica conversión. Los ingenieros y técnicos han instalado una pareja de orugas en el tren trasero (motriz) y dos enormes esquís donde antes estaban las ruedas delanteras. También se ha reforzado el chasis y se ha instalado un sistema de suspensión específico.

Porsche 356 Valkyrie Racing

Mediante el uso de orugas y esquíes, se ha reducido a menos del 4% la masa por pulgada cuadrada (6,5 cm2). “El esquí que hemos creado debe hacer entre el 40% y el 50% del trabajo compactando y preparando la nieve para que las orugas sigan, con la hoja inferior guiando la dirección. Esto asegura que las orugas no se hundirán bajo la nieve ligera”, explica Bradley.

También se han eliminado componentes como las luces, parte del armazón, extintores y ruedas. A pesar de ello, el peso de las orugas, los esquís y los demás refuerzos han aumentado la masa del vehículo.

Porsche 356 Valkyrie Racing

A su vez, se han instalado paneles solares gemelos que generan 150W de energía, una jaula antivuelco soldada y un compresor de 12V. Se incluye un gato de bolsa de 4 toneladas, punto de cabrestante, indicador de temperatura para la caja de cambios y accesibilidad a la zona de almacenaje con las provisiones.

Valkyrie Racing se ha asegurado de que el sistema sea operativo a temperaturas de entre -50 y 55 grados, mientras que la velocidad recomendad para asegurar la durabilidad de los componentes es de 40 km/h. “El éxito de Renee y su automóvil vendrá del cuidadoso equilibrio de la tecnología apropiada que hemos agregado y la reducción de masa”, añadió Bradley.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.