Un Peugeot 205 GTI blindado de 1990, a la venta

Peugeot 205 GTI blindado

Los hombres y mujeres más poderosos del mundo emplean, a menudo, grandes sedanes blindados con lo último en seguridad para sus desplazamientos. Los coches oficiales de los 10 líderes más poderosos del mundo son un ejemplo de fortaleza rodante, grandes coches con los sistemas de seguridad más avanzados del mundo. Sin embargo, no siempre ha sido así, y tan solo tenemos que ver este Peugeot 205 GTI blindado de 1990 que ha salido a la venta para comprenderlo.

A priori, el nombre de Bernard Arnault puede que no te suene, pero es el dueño de un imperio empresarial que incluye empresas como LVMH y parte de Carrefour, lo que lo convierte en el hombre más rico de Francia y en el undécimo a nivel mundial según la prestigiosa lista Forbes con un patrimonio que asciende a la friolera de 72.000 millones de dólares. Como tal, es difícil vincular a este acaudalado hombre de negocios con un Peugeot 205 GTI (conoce su historia).

Peugeot 205 GTI blindado

Un Peugeot 205 GTI blindado, ágil y discreto

En 1990, Arnault compró este pequeño 205 GTI totalmente nuevo y lo envió al especialista carrocero francés Labbé para realizar los trabajos de blindaje. Éste es de nivel 2, lo que le permite soportar los impactos de cualquier proyectil de un arma de fuego de entre 0,38 y 9 mm. Pero no solo las ventanas han sido reforzadas con un mayor grosor, sino que los paneles de la carrocería son de acero de mayor espesor que los que equipaba en sus especificaciones originales.

Al igual que el Audi A8 L Security de Mariano Rajoy, este Peugeot 205 GTI blindado ha aumentado de peso considerablemente a consecuencia de los componentes adicionales instalados. Su peso original rondaba los 1.000 kilogramos, pero ahora llega hasta los 1.400, lo que supuso que la suspensión y los frenos recibieran una serie de ajustes que le permitirán mover los 400 kg adicionales de masa que ahora portaba.

Peugeot 205 GTI blindado

Arnault aprovechó los trabajos de conversión para instalar una serie de elementos opcionales que no estaban disponibles para el pequeño Peugeot, como asientos de cuero, dirección asistida y un sistema de aire acondicionado. Mientras tanto, el propulsor de 1.9 litros gasolina de 130 CV no recibió ninguna mejora. Bernard lo utilizó durante un breve período de tiempo hasta cubrir una distancia total de 14.700 kilómetros.

Llegados al año 2009, el empresario se lo vendió a un coleccionista que lo añadió a su extenso garaje y jamás llegó a ser utilizado. El anuncio de la venta indica que el Peugeot 205 GTI blindado aún está a nombre de Bernard Arnault y que su precio es de 37.500 euros.

Fuente y fotos: Art & Revs

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.