¿Quién no ha cometido alguna travesura cuando ha jugado con sus amigos en la calle? Un balón que se escapa y golpea a alguien, se cuela en algún sitio… o rompe algo. Consecuencias que hay que asumir como ha hecho Alejandro. Un niño que rompió la luna trasera de su coche y reaccionó así: dejando al conductor toda la información para resolver el pequeño accidente. Una nota que se ha hecho viral en las redes sociales.

El dueño de un Mustang Mach-E denuncia amenazas de muerte por parte de los fans de Tesla

Hoy en día los más pequeños de la casa salen a disfrutar con sus amigos con la normalidad que el coronavirus les permite. En Palomares del Río (Sevilla), Alejandro hizo lo propio aunque el resultado no fue el que él esperaba: rompió la luna trasera de un Volkswagen. La imagen muestra dos impactos y el cristal totalmente estallado: esto fue lo que se encontró el dueño cuando fue a por el coche.

Eso y algo más. Alejandro asumió las consecuencias de sus hechos y le dejó una educada nota junto a la luna. Un escrito en el que se disculpa con el dueño del vehículo y le facilita el número de teléfono de su madre y de su padre para que se ponga en contacto con ellos: “He roto sin querer su cristal. Soy Alejandro. Disculpe”.

Luna rota

Alabado en redes sociales

La imagen ha sido difundida por Talleres Cauro, el lugar donde se encontraba el coche siniestrado que, además, ha agradecido el gesto de Alejandro: “No sólo tenemos vandalismo en el pueblo, también hay niños con muy buena educación como este chiquillo. Al empezar nuestra segunda jornada laboral de hoy nos hemos encontrado con este cristal roto de un cliente roto y con esta nota. Gracias a la familia por el gesto de este chaval que se debe a una buena educación”.

Detenido por alcanzar los 200 km/h y subirlo a redes sociales

Las reacciones de los usuarios de las redes sociales no se hicieron esperar. Incluso, en Twitter, plataforma donde Social Drive publicó la imagen, hubo quien llevó a cabo una recomendación al dueño del coche con la luna rota aludiendo a Carglass… y la empresa especializada en la reparación y sustitución de lunas no desaprovechó la ocasión para recoger el guante.

Imágenes: Talleres Cauro

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.