Después de un largo año de trabajo y sacrificio, llega el momento esperado de las vacaciones. Pero en esta época del año es cuando más nos descuidamos y somos más propensos a cometer alguna infracción al volante. Estas son las multas de verano que debes tener en cuenta: conducir sin camiseta, con chanclas o beber agua

En verano es cuando más nos relajamos y esto puede llevarnos a olvidar algunas normas a la hora de conducir. O, simplemente, las desconocemos. Sin embargo, ya sabes aquello de: el desconocimiento de una norma no exime de su cumplimiento. Así que, a continuación, vamos a mostrarte las multas más comunes que te pueden poner en esta época del año para que no te coja desprevenido.

Multas de verano: conducir sin camiseta

multas de verano

Seguro que has conducido alguna vez sin camiseta en verano, una práctico bastante común en estas fechas, por ejemplo, en un trayecto de breve desde la casa a la playa o viceversa. Pero, además de ser una antihigiénico, puesto que el sudor y las bacterias se adhieren a la tapicería de tu vehículo, también puede ser muy peligroso. Y, si el peligro no te supone suficiente, también puede implicar una multa.

Conducir sin camiseta es inseguro y puede ser peligroso, porque el cinturón está en contacto directo con tu piel y, en caso de accidente, puede provocar graves daños, como quemaduras, debido a la fricción contra la piel.

Además de inseguro, conducir el coche sin camiseta en verano puede implicar una multa de 80 euros, aunque puede llegar a 200 euros y la pérdida de tres puntos del carné si el agente considera que se trata de una infracción grave. No obstante, esta conducta no esté recogida específicamente en la legislación.

Infracciones de velocidad: esta es la graduación de sanciones

El Reglamento General de Circulación no especifica en ningún artículo que no se pueda conducir sin camisa. Pero sí alude en varios artículos a la manera en que debe manejar el vehículo. En concreto, el artículo 17.1 establece que “los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos o animales”.

Por su parte, el artículo 18, referido a las obligaciones del conductor, dice: “El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía”.

Es decir, un conductor debe ponerse al volante en las mejores condiciones siempre. Por tanto, circular con o sin elementos que dificulten la conducción o que puedan suponer un peligro para el conductor pueden ser motivo de sanción. La interpretación de esta norma pude hacer que un agente te multe por conducir sin camiseta, al entender que no lleva la vestimenta adecuada y, por tanto, no tienes el control total de tus movimientos ni podrá prestar la atención debida a la conducción.

Conducir con chanclas

multas de verano

Igual que en el caso anterior, no hay ninguna norma que prohíba taxativamente conducir con chanclas, pero es otra de las multas de verano más comunes, al no ser capaz de mantener la libertad de movimientos. Para este caso, la DGT vuelve a aludir a los artículos del Reglamento General de Circulación citados anteriormente.

Por tanto, cuando conduzcas, debes hacerlo en las mejores condiciones. Llevar chanclas no parece que sea la manera más segura de controlar los pedales del coche, por lo que puede suponer un peligro que puede ser motivo de sanción.

7 multas que recoge la nueva Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos y Seguridad Vial

La interpretación de esta norma pude hacer que un agente te ponga una multa de 80 euros por conducir con chanclas, al entender que no llevas el calzado adecuado y, por tanto, no tienes el control total de tus movimientos.

Beber agua

Esta es otra de las multas de verano que puedes recibir. En esta época del año es cuando hace más calor y, por tanto, cuando más necesitas beber agua para hidratarte. Pero esta acción no es recomendable hacerla, ya que el acto de beber agua implica apartar la vista de la carretera y reducir la atención, aunque sea por unos segundos. Y esto puede ser motivo de sanción.

Los compañeros de AutoBild consultaron a Dvuelta, la agencia especializada en gestión de multas, y la respuesta es clara: “aquellos conductores que beban agua al volante pueden ser sancionados, ya que es una acción contraria a la atención a la conducción que deben mantener en todo momento. La multa suele ser de 80 euros sin detracción de puntos”.

8 multas que te pueden poner y que probablemente desconocías

Así que un agente de Tráfico te puede multar por beber agua mientras conduce, amparándose en el artículo 13.2 de la Ley de Tráfico, el cual estipula que “el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía”.

Y añade: “a estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.