Hoy te traemos un hipnótico vídeo en Stop Motion de la restauración de un Range Rover de 1991 con más de 330.000 kilómetros. Un trabajo realizado por George Karellas sobre un ejemplar de la primera generación del icónico 4×4 de Land Rover. Un vehículo que fue adquirido nuevo por un familiar de George y que durante estos más de 30 años ha estado expuesto al mar y a la sal de las carreteras de montaña.

Digo esto porque seguro que te preguntas por qué ha decidido restaurar un Range Rover en semejante estado, con la carrocería plagada de puntos de óxido, en lugar de buscar una unidad más ‘sana’ como base de partida. El coche pertenecía a su tío, que lo usó durante décadas para sus desplazamientos aunque eso sí, llevando a rajatabla el mantenimiento. Así lo atestiguan los más de 56.000 euros que ha acumulado en facturas durante todo este tiempo.

Porsche restaura el Porsche 959 S de Nick Heidfeld

Si alguna vez has intentado restaurar un vehículo, ya sea una moto, un coche o una bicicleta, sabrás que es una tarea tremendamente complicada que requiere de grandes dosis de paciencia, perseverancia y habilidad. El caso de Karellas tiene más mérito todavía pues además de acometer dicha empresa, decidió grabar en Stop Motion todo el proceso de restauración del Range Rover.

El Stop Motion o animación fotograma a fotograma es una técnica que consiste en simular el movimiento de objetos estáticos mediante la toma de fotografías sucesivas. Estas imágenes posteriormente se editan para crear un vídeo con el que se da vida a dichos objetos. Es un proceso aparentemente sencillo pero que en realidad entraña mucha dificultad y que, sobre todo, requiere de mucho tiempo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.