Si un ciudadano europeo comete una infracción en Madrid, no se librará de la correspondiente multa. Hasta el año pasado, el consistorio de la capital no enviaba las sanciones al extranjero, pero ahora las cosas han cambiado porque ha traspasado esta gestión a una empresa externa. A partir de 2021, las multas del Ayuntamiento de Madrid ya traspasan fronteras y llegan a Europa.

Madrid Central y Zona SER: tres millones de multas podrían ser anuladas

Tal y como informa el Departamento Jurídico de Pyramid Consulting, la alcaldía madrileña ha decidido confiar en la compañía NIVI. Esta empresa se encarga de gestionar multas intracomunitarias en toda Europa: desde el pasado mes de enero también se responsabiliza de las sanciones del Ayuntamiento de Madrid y las envía a su destinatario, independientemente de cuál sea su país de origen.

Hasta la fecha Pyramid Consulting ha podido confirmar que las misivas llegan tanto si la infracción fue llevada a cabo con matrícula de España como si el vehículo era extranjero. Son dos casos los detectados. En primer lugar las sanciones cometidas por ciudadanos italianos con vehículos matriculados en ese país. Y en segundo lugar el caso de una conductora irlandesa que ha recibido la multa por una falta cometida con una moto con placa española.

Madrid

La clave del asunto la encontramos en la directiva de Control Transfronterizo. Se introdujo en 2015 y permite que cualquier país de la Unión Europea pueda perseguir los excesos de velocidad independientemente de la matrícula que figure en el vehículo. Otra cosa es lo que ocurre si el conductor denunciado no paga la sanción: le seguirán llegando los avisos, pero no le podrán embargar porque no existe esta opción con  ciudadano de otro país.

Brexit: los excesos de velocidad de los británicos no podrán ser sancionados en Europa

¿Y Reino Unido?

Después de hacerse oficial el Brexit, el caso de Reino Unido se ha convertido en un caso especial. Al estar fuera de la UE, la directiva de Control Transfronterizo ya no le afecta y sus coches ya no están registrados en ningún estado miembro: los conductores británicos que hayan cometido algún exceso de velocidad en Europa y hayan sido captados por las cámaras de los radares podrían librarse del correspondiente castigo económico. Sin ningún acuerdo, el Reino Unido tampoco podría interponer sanciones por la misma causa a los conductores que sí forman parte de la Unión Europea.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.