Las marcas automovilísticas son curiosas y esconden diversas historias interesantes detrás. Eso sucede en las más longevas, como Volkswagen, una firma que durante un tiempo hacia gala de un castillo como logo en lugar las características “V” y “W” que llevan portando sus modelos desde hace años.

Así transformó Volkswagen una fábrica de armas para producir el Volkswagen Beetle

Y es que no debemos olvidar la larga e intensa historia que tienen los de Wolfsburgo a sus espaldas, por lo que resulta lógico pensar que la marca ha padecido diferentes evoluciones. Para conocer sus cimientos es necesario que nos remontemos a finales de los años 40, momento en el que la Segunda Guerra Mundial llega a su fin.

Volkswagen utilizaba un castillo como logo y este es el motivo

Que la fábrica de Volkswagen se instalase en Wolfsburgo no fue casualidad, ya que por allí pasa el río Aller, lo que permitía el tránsito de navíos dispuestos a depositar componentes y piezas para los alemanes. Con todo esto, y después de que Ferdinand Porsche crease el “coche del pueblo” a petición Adolf Hitler, comienza una producción masiva de la marca.

Logo Volkswagen castillo historia Volkswagen Escarabajo

Si nos percatamos en la ciudad de Wolfsburgo -que recibe este nombre en 1945- rápidamente nos daremos cuenta de que su escudo es un castillo. Es por esto que en los primeros pasos de la firma tras la posguerra se hizo uso de este como símbolo, en representación a la ciudad donde nace.

Cierto es que al final es mucho más representativo la “V” y la “W”, que han estado presentes durante más años. Sin embargo, siempre es bueno conocer los orígenes de un marca, entender sus inicios y desmontar ciertos entresijos que derivan en curiosidades o detalles dignos de mencionar.

¿Por qué los faros del primer Volkswagen Golf fueron redondos y no cuadrados?

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.