Lo de los coches abandonados siempre hemos dicho que tiene algo que nos atrae. Ya sea por el motivo que llevó a esos coches a acabar en ese lugar durante años e incluso décadas, o por el estado en el que se encuentran una vez ha pasado tanto tiempo. En esta ocasión hablaremos de la misteriosa historia del descubrimiento de 1.800 coches clásicos en un almacén de armas.

Compartido en una serie de vídeos en su canal de YouTube, Mr. Goodpliers nos ofreció a principios del año pasado un completo recorrido por lo que fue un almacén de armas y munición de la Segunda Guerra Mundial ubicado en Nebraska, Estados Unidos. Estas instalaciones albergan una colección compuesta por casi 2.000 vehículos clásicos que han estado olvidados durante décadas.

Una de las colecciones de coches abandonados más grande del mundo

Como si un imán de óxido, suciedad y polvo se tratara, estos 1.800 coches van desde los tempranos años ’30 hasta bien entrada la década de 1970. Se trata de una de las colecciones de coches abandonados más grandes del mundo e incluye modelos tan raros como varios Ford de 1930, un Corvair Rampside de 1962 y un Chevrolet Master Deluxe de 1941, por mencionar solo unos cuantos.

Un desguace de EE.UU. está lleno de Alfa Romeo clásicos abandonados

El más valioso de la colección es un Diamond T de 1937, una furgoneta de reparto que formó parte de una destilería de Whisky Seagram’s durante años. Su valor de venta es de unos 20.000 dólares dado el estado en el que se encuentra.

Se desconoce el motivo por el que 1.800 coches clásicos acabaron siendo pasto del olvido durante décadas, aunque los vehículos fueron vendidos en una subasta privada a la que tan solo se podía acceder mediante invitación. Tampoco se conoce el valor total de la colección, ya que hay algunos vehículos que tienen un coste de menos de 1.000 dólares y otros, como el Diamond T de 1937, que incluso llegan a los 20.000 dólares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.