Los MINI John Cooper Works y MINI John Cooper Works Convertible reciben una puesta al día que modifica su diseño, añade una mayor dotación de equipamiento y mantiene su sistema de propulsión para ofrecer su característico comportamiento deportivo.

PRUEBA: MINI John Cooper Works GP

En el apartado visual, su parrilla hexagonal tiene unas mayores dimensiones, también crecen las tomas de aire laterales, la línea inferior del paragolpes está pintada en el mismo color que la carrocería y se suma un nuevo tono a la paleta disponible para el descapotable, el Zesty Yellow. Además, el techo de lona puede lucir motivos de la bandera Union Jack de manera opcional y se abre y cierra a velocidades de hasta 30 km/h con pulsar un botón, en un proceso que dura 18 segundos.

MINI John Cooper Works y MINI John Cooper Works Convertible

En el habitáculo de ambos MINI se ha rediseñado el panel de instrumentos de 8,8 pulgadas, el sistema operativo es nuevo y se ofrecen dos opciones cromáticas para los displays digitales: en modo ‘Lounge’ se combinan el azul y el turquesa, mientras que en el ‘Sport’ aparecen los tonos rojo y antracita. Ambas carrocerías disponen de asientos deportivos, volante forrado en Nappa, pedales de acero inoxidable y molduras en varios acabados, como el negro piano.

Se suman además nuevos paquetes de equipamiento centrados en el confort, la conectividad y la asistencia al conductor. Entre ellos se encuentran opciones como el volante calefactado, el aviso de salida de carril dentro del Driving Assistant y la función Stop & Go para el Control de Crucero Activo. Además, el control de distancia de aparcamiento trasero ahora forma parte de la dotación de serie.

MINI John Cooper Works y MINI John Cooper Works Convertible

Su motor sigue siendo un bloque 2.0 TwinPower Turbo de 231 CV y 320 Nm de par máximo, que se combina con una caja de cambios manual de 6 marchas para acelerar de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos o con una automática Steptronic Sport de 8 relaciones para completar el sprint en 6,1. La versión descapotable es ligeramente más lenta, necesitando 6,6 y 6,5 segundos, respectivamente.

A su gran desempeño contribuyen también otros factores como la suspensión deportiva adaptativa específica, el sistema de frenos Brembo con pinzas de cuatro pistones y discos ventilados, el sistema de escape de acero inoxidable de 85 milímetros, etc.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.