PRUEBA: MINI John Cooper Works GP

El MINI John Cooper Works GP permite a su conductor experimentar las sensaciones de los coches de competición gracias sus agresivos reglajes y la inclusión de un autoblocante delantero. La guinda la pone un motor 2.0 turbo de excepcionales prestaciones, con nada menos que 306 caballos de potencia. Eso sí, por su precio, 45.900 euros hay que buscarle rivales entre los compactos deportivos, más grandes que él.