Michael Jordan es el jugador más reconocido de la NBA (para muchos el GOAT, aunque esa es otra historia) y, no tanto por su carrera si no por sus negocios posteriores, ha acumulado una auténtica fortuna a lo largo de su vida. Parte de ella se la gasta en coches y el último en sumarse a su garaje ha sido el Hennessey Venom F5 Roadster.

Hennessey Performance ha compartido en su página una instantánea del momento en el que aparece el ahora propietario de los Charlotte Hornets con el CEO de la compañía, John Hennessey, y de soslayo el hiperdeportivo.

Hennessey Venom F5 Revolution Coupe: más rápido también en curva

No han trascendido detalles de la especificación que ha elegido MJ para su bólido, pero por lo poco que se puede ver la carrocería es de fibra de carbono vista, con un acabado brillante pero sin tintar de ninguna manera, luce algunos detalles en forma de líneas amarillas, las llantas son negras y en el interior también se puede ver el carbono. Dada las opciones de personalización que se ofrecen para el modelo, es una combinación bastante discreta.

Lo que no es para nada discreto es el apartado técnico del hiperdeportivo. Monta un motor 6.6 V8 biturbo que entrega 1.842 CV y 1.617 Nm de par máximo. Se asocia a una transmisión automática de doble embrague y siete marchas y a un sistema de tracción integral.

Esto, sumado a un peso de 1.430 kilos (45 kilos más que el coupé), le permite acelerar de 0 a 400 km/h en 15,5 segundos.

El Hennessey Venom F5 Roadster es la última incorporación a la colección de coches de Michael Jordan, un garaje con vehículos de primerísimo nivel.

Hay que recordar que del F5 Roadster solo se han fabricado 30 ejemplares (el coupé fue más exclusivo, con una tirada de solo 24 unidades) y que cada uno tiene un precio de partida de 3 millones de dólares.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.